Unidos por la lengua

Académicos de la Universidad de Edimburgo y la UdeG comparten investigaciones sobre las variaciones del español, como parte de la Cátedra Itinerante México-Reino Unido

0
133

Estudiar la diversidad de las formas de hablar en el mundo contribuye a la formación de una sociedad más democrática, porque lo que se busca es entender las particularidades lingüísticas; respetar la lengua es respetar la identidad de quien la habla.

Por ello, como parte de las actividades de la Cátedra Itinerante México-Reino Unido, investigadores de la Universidad de Edimburgo visitaron México del 5 al 12 de mayo para reunirse con académicos de la Universidad de Guadalajara y así contribuir en los estudios sobre las variaciones del habla que se desarrollan en ambas instituciones.

Carlos Soler Montes —quien ha estudiado la variación gramatical del español de la península Ibérica y la región de los Andes— y Lauren Hall-Lew —enfocada en la relación que hay entre el origen social de la persona y su forma de hablar—, se reunieron con Patricia Córdova Abundis, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), pues la académica trabaja en la conformación del corpus lingüístico de la prosodia tapatía, que reúne grabaciones del habla espontánea de los habitantes de Guadalajara.

“Este corpus es de gran interés y estamos expectantes de que salga a la luz para utilizar los datos. En mi caso, que estudio la variación gramatical, me interesa analizar cómo el sistema verbal del español cambia en diferentes áreas geográficas”, señaló Soler Montes.

Córdova Abundis afirma que los estudios de Hall-Lew aportan porque se enfocan en la identidad social y cómo la etnicidad se asocia con el resultado lingüístico, mismo que puede aplicarse en la lingüística forense, tema que interesa que se aborde en la UdeG.

“Es el inicio de algo que queremos que se extienda, que se haga una investigación en la que vayamos coincidiendo distintos investigadores, así como estudiantes que se adscriban para hacer tesis alrededor de esto”, dijo.

Los tres investigadores coinciden en que sus estudios incentivan a que se conozcan las diferencias fonético sociales de los habitantes de diversas partes del mundo, lo que permite que haya una apertura que beneficia a todos.

“Existe una monopolización de investigaciones sobre la lengua inglesa y por ello es pertinente conocer qué se ha estudiado sobre otras lenguas, al final lo que se quiere obtener es un estudio de la lengua humana”, destacó Hall-Lew.

Como parte de este encuentro, Patricia Córdova viajará en junio a la Universidad de Edimburgo para compartir sus conocimientos y continuar trabajando conjuntamente.

“Con esto se busca que se haga conscientes de que el español está vivo, evoluciona y está en proceso de cambio actual. Estamos ante ciertas tendencias de cambio gramatical: neutralizaciones, gramaticalizaciones, procesos que se dan en ambos lados del Atlántico que son interesantes observar en tiempo real”, concluyó Soler Montes.

Lauren Hall-Lew

Especialista en Lingüística y Lengua Inglesa en la Universidad de Edimburgo, quien ha investigado sobre los aspectos sociales de la variación de la lengua entre los hablantes de diferentes orígenes y contextos sociales. Cursó la licenciatura en Lingüística en la Universidad de Arizona; su maestría y doctorado en Lingüística los realizó en la Universidad de Stanford, donde fue supervisada por los profesores Penelope Eckert y John Rickford.

Carlos Soler Montes

Coordinador de e-Learning en la Universidad de Edimburgo, donde imparte cursos de Lengua y Lingüística. Como especialista en la enseñanza del español ha desarrollado y dirigido proyectos académicos en colaboración con instituciones educativas de España, Canadá, México y Estados Unidos. Trabajó diez años en el Instituto Cervantes como coordinador académico, especialista en currículo, formador de profesores y evaluador de calidad.

Fotografía: Abraham Aréchiga