Empezar una nueva carrera

Con el apoyo del Programa Universidad Incluyente, aspirantes con algún tipo de discapacidad pueden presentar el examen de admisión a la UdeG con atención a sus respectivas necesidades

0
125

Hace unos años un accidente provocó que Dulce presentara un traumatismo craneoencefálico, cuya repercusión le impide contestar con prontitud la prueba de aptitud académica (PAA) del Collage Board como el resto de los aspirantes que buscan estudiar una carrera en la Universidad de Guadalajara.

El pasado jueves 18 de mayo, puntual, Dulce llegó al piso -1 del edificio de Rectoría General con un lápiz número 2 y sin el agobio de que un tiempo verdugo la dejara a medias como en ocasiones anteriores; esta vez lo único que la separaba de la licenciatura en Matemáticas era un examen de admisión que estaba adecuado a sus necesidades.

Así como Dulce, otros tres fueron los asistentes al examen de admisión para personas en condición de discapacidad, que fue gestionado por el Programa Universidad Incluyente y la Coordinación de Control Escolar de la UdeG.

Se trata de una sesión en la que se aplica el mismo examen del Collage Board que se aplica a todos, pero adecuado a las necesidades DE quienes que no pueden ajustarse a las normas tradicionales. Es decir, se realiza una prueba incluyente.

“Recibimos las solicitudes vía telefónica o por correo electrónico e informamos a Control Escolar sobre quiénes son los aspirantes y cuáles son sus respectivas necesidades. Hacemos del conocimiento a las personas que se van a involucrar con
cada uno de los jóvenes, ya sean lectores o intérpretes”, explicó la responsable del Programa Universidad Incluyente, Ruth Domínguez González.

Óscar, quien es sordo, fue otro de los jóvenes que realizó la PAA el jueves, ya que desea estudiar la licenciatura en Cultura Física y Deportes. Esa mañana, con la ayuda de su madre como intérprete, socializó un poco con sus compañeros, cuanto menos para combatir los nervios previos al examen. Óscar, con la ayuda de una intérprete de Lengua de Señas Mexicana, pudo contestar las respuestas con facilidad; él respondía a las preguntas mediante señas y éstas fueron apuntadas en
el papel.

De igual forma, para apoyar a las otras dos personas con discapacidad visual que realizaron el examen, se solicitaron dos lectores orientadores a la Coordinación de Bibliotecas de la UdeG. El responsable de los Servicios Bibliotecarios para la Discapacidad Visual, Jesús Calvillo Reynoso, precisó cuál es la función de quienes apoyaron en esta jornada.

“La PAA tiene un diseño muy visual, por lo que estas personas tienen la capacidad de deconstruir el diseño visual y reconstruirlo casi de forma inmediata para expresarlo en términos sencillos al aspirante que no tiene la capacidad
de ver”, explicó.

Ajustar para incluir

Ante la ausencia de una PAA incluyente y pensada para una diversidad de personas que vive con algún tipo de discapacidad, el Programa Universidad Incluyente realiza los llamados ajustes razonables al examen, para que pueda ser
contestado por cualquier persona.

Calvillo Reynoso destacó que a la fecha la única versión en braille del PAA está en idioma inglés, por lo que es importante entrenar a lectores que ayuden a quienes no pueden ver a contestar la prueba.

“En la Coordinación de Biblioteca tenemos un staff de ocho lectores que pueden apoyar no sólo para las pruebas para el Collage Board; adicional a esto están las pruebas de Ceneval, Toefl o de otras instituciones que aplican estas pruebas estandarizadas que tienen una construcción visual”.

Ruth Domínguez lamentó que aún no existen versiones del PAA incluyentes para personas con diversos tipos de discapacidad; sin embargo, dijo, se seguirá trabajando en realizar los ajustes razonables a la prueba para que más personas puedan acceder a una carrera universitaria.

En el semestre pasado fueron 16 personas quienes realizaron la prueba. La funcionaria universitaria considera que en esta ocasión el número de aspirantes se redujo porque aún hay desconocimiento de que el Programa Universidad Incluyente puede ayudarlos a gestionar las pruebas a partir de sus necesidades.

Será el 3 de junio cuando se aplique este tipo de prueba a 14 aspirantes a estudiar bachillerato en alguno de los planteles del Sistema de Educación Media Superior.

Para ponerse en contacto y conocer los requisitos de la solicitud, se puede acceder a http://www.universidadincluyente.udg.mx/

Fotografía: David Valdovinos

FuenteGaceta de la UdeG
Compartir
Artículo anteriorApoyos para incluir
Artículo siguienteEscritura para la inclusión
Iván Serrano Jauregui
Reportero, locutor, editor, productor multimedia. Licenciado en Periodismo, por la Universidad de Guadalajara, y egresado de Ingeniería en Sistemas Computacionales, por la Universidad Autónoma de Guadalajara. Aficionado de la cultura popular.