Rinden homenaje a Horacio Padilla Muñoz en CULagos

0
185

“Perdónenme si entrecorto la voz o una lágrima se me derrama cuando esté leyendo”, dijo el doctor Horacio Padilla Muñoz al público momentos antes de empezar su discurso, durante la ceremonia que bautizó con su nombre al auditorio del Edificio de Investigación e Innovación del Centro Universitario de los Lagos (CULagos).

En el auditorio, donde todos los asistentes se pusieron de pie al escuchar su nombre, el Maestro Emérito y Doctor Honoris Causa por esta Casa de Estudio fue reconocido por su contribución a la enseñanza e investigación de la medicina, como parte de las actividades de la XIV Universidad Internacional de Verano (UIV) en este centro universitario ubicado en Lagos de Moreno.

“Son incontables las emociones y experiencias que ha dejado en mi vida la investigación y enseñanza de la pediatría, todo por la satisfacción de ver a los niños recuperar su salud”, dijo conmocionado.

El Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, habló sobre la trayectoria del homenajeado en las áreas de la ciencia y la salud, y recordó que en 1952 se graduó en Medicina en esta Casa de Estudio.

“Ha sido uno de los promotores de la historia del Hospital Civil de Guadalajara, el reconocimiento que hace el CULagos se une a los homenajes que le han rendido otras instituciones del área de la salud”, expresó.

El director general del Hospital Civil de Guadalajara (HCG), doctor Héctor Raúl Pérez Gómez, dijo que la trayectoria de Padilla Muñoz es reconocida a escala internacional por sus aportaciones a la pediatría.

“Fue pionero en la enseñanza e investigación de la materia en la UdeG. El doctor ha insistido en que el futuro de la medicina está en la disección molecular y sobre la importancia que tiene Jalisco de tener un hospital pediátrico con contexto molecular, que es una tendencia global”, destacó.

El Rector del CULagos, doctor Aristarco Regalado Pinedo, dijo que la decisión de que este auditorio llevara el nombre del académico se tomó durante el Honorable Consejo de Centro y que el edificio dedicado a la investigación e innovación ha adquirido relevancia entre la comunidad universitaria de la región Altos Norte.

“Aquí se realiza la producción científica de Jalisco más importante fuera de la Zona Metropolitana de Guadalajara. A menos de dos años de su inauguración se ha convertido en el símbolo del CULagos”.

El edificio, cuya inversión fue de 7.5 millones de pesos, cuenta con laboratorios de nanotecnología donde se estudia la luz, el cerebro, el comportamiento, los rayos láser y se ponen en práctica los conocimientos sobre mecatrónica.

Inauguran la UIV
Previo a la ceremonia de nombramiento del auditorio, fueron inauguradas las actividades de la XIV Universidad Internacional de Verano en el CULagos con un corte de listón.

Regalado Pinedo dijo que la intención es que la comunidad universitaria participe en el intercambio de saberes con especialistas de otras partes del mundo y que se propicie el debate para la generación de conocimiento.

“Este es el encuentro académico y científico mas importante de la región a lo largo del año. Durante todo un mes nuestros estudiantes tienen la oportunidad de olvidarse de exámenes y tareas para concentrarse en las conferencias magistrales, coloquios y talleres impartidos por académicos y científicos de casa y de otros países”.

Bravo Padilla refirió que este tipo de encuentros propician que los profesores y estudiantes compartan conocimientos y que se espera pueda replicarse en toda la Red Universitaria para fortalecer el esquema de internacionalización.

A estas ceremonias asistieron el Vicerrector Ejecutivo, doctor Miguel Ángel Navarro Navarro; el Secretario General, maestro José Alfredo Peña Ramos; el presidente de la Fundación Universidad de Guadalajara, licenciado Raúl Padilla López; el presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios, Jesús Medina Varela, así como autoridades universitarias de la Red.

A T E N T A M E N T E
«Piensa y Trabaja»
Guadalajara, Jal., 27 de mayo de 2017

Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: David Valdovinos