Ejemplos para la comunidad universitaria

0
161

Por: Iván Serrano Jauregui/Laura Sepúlveda

Engalanados y con una emoción incontenible por el reconocimiento de su esfuerzo académico, los 231 estudiantes de la Universidad de Guadalajara, que obtuvieron el mejor promedio de su generación y que egresaron de bachillerato o nivel superior en el semestre 2016 B, se dieron cita la noche del pasado viernes 26 de mayo en la explanada del edificio de Rectoría General para ser reconocidos por las autoridades universitarias.

Fue con nervios y orgullo que se celebró la 53ª Ceremonia de Reconocimiento a Estudiantes Sobresalientes. Esa noche, 140 mujeres y 91 hombres-provenientes de los distintos centros universitarios y preparatorias metropolitanos y regionales-fueron nombrados, uno a uno, para hacerles entrega de una medalla conmemorativa por su labor dentro y fuera de las aulas en los últimos años.

Fueron 70 preparatorianos y 161 universitarios que alcanzaron promedios por arriba de 90 y que por tal motivo se convirtieron en un ejemplo para la comunidad universitaria, pues su trabajo no se limita al elogio de tener una excelente calificación, si no que demuestran el potencial de ser individuos que transformen la sociedad mediante su trabajo.

Tras 49 años de ser técnico radiólogo y con 76 de edad, Salvador Torrez Pérez es uno de los estudiantes que fueron reconocidos. Él obtuvo 100 de promedio al cursar el Bachillerato General por Áreas Interdisciplinarias (BGAI) en la Preparatoria Regional de Ahualulco de Mercado.

“La vida no nos pone obstáculos, nosotros nos los ponemos, nunca es tarde para prepararse. Los que quieran seguir estudiando, que salgan, que no se queden abajo. De entre las cenizas hay que levantarse como el ave fénix”, dijo.

El coordinador de Servicios Estudiantiles, Gerardo Flores Ortega, señaló que el trabajo de los ahora exalumnos se debe replicar por todos, en todas las áreas y etapas de la vida.

“Estos jóvenes y adultos representan una motivación, ya que demuestran que con sacrificio, esfuerzo y dedicación pueden destacar y ser los mejores en su carrera y bachillerato”.

Los premiados recibieron una medalla conmemorativa de manos del Rector General, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, así como un reconocimiento con valor curricular que avala su esfuerzo.

Al acto acudieron autoridades estatales y de distintos centros universitarios metropolitanos y regionales. La Ceremonia de Reconocimiento a Estudiantes Sobresalientes se realiza dos veces por año y por medio de ésta la UdeG ha galardonado a cerca de 500 estudiantes anuales desde 1991.
La homenajeada de esta entrega, fue Ruth Padilla Muñoz, rectora del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías, de quien, en una cápsula videograbada, se detalló que ha abierto senderos para consolidar el papel de las mujeres en la UdeG. En 40 años de trayectoria se ha desempeñado como directora de la Preparatoria Regional de Tonalá, Rectora del CUAltos, Directora general del SEMS, Coordinadora General Académica y rectora del Centro Universitario de Tonalá.

“Trabajar en la UdeG es un privilegio y un orgullo. Ha permitido el acceso a la educación a las mujeres. Más del 50 por ciento de la matrícula son mujeres y hoy hay más homenajeadas. Somos capaces de competir de igual a igual con los varones. La política institucional de la UdeG ha desarrollado a Jalisco ofreciendo oportunidades para el empleo y desarrollo de nuevas industrias”.


Fernando Jiménez Becerra
Preparatoria 3. BGAI
Promedio: 100
“Echarle ganas al estudio es muy importante, porque finalmente es una satisfacción personal y también para la familia. Nos abre muchas puertas para desarrollarnos mejor, encontrar oportunidades laborales aquí en México y tal vez en el extranjero”.

Celso García Concha
Preparatoria 4. BGAI
Promedio: 99.56
“Este reconocimiento es muy importante para mí porque significa que voy bien, que nunca es tarde para retomar los estudios. No me considero muy inteligente, pero sí soy tenaz y cuidadoso con lo que hago, considero que si le echas ganas en tus estudios, puedes obtener un buen promedio”.

Alejandro Octavio Martínez Méndez
Preparatoria 2. BGAI
Promedio: 100
“Lo complicado de mantener un buen promedio son los tiempos, soy padre de familia, tengo que trabajar, estudiar, hacer tareas, pero todo se puede y es tiempo de cosechar. Hice trámites para entrar a la licenciatura en Abogado, espero que se pueda y más adelante venir al reconocimiento de los mejores promedios de la licenciatura”.

María Alejandra Lazarini Pérez
Técnico Superior Universitario en Prótesis Dental. CUCS
Promedio: 99.74
“Es el primer escalón de lo que visualizo en mi futuro, también estoy estudiando Odontología y planeo ejercer a la par las dos carreras. Lo más importante de tener un buen promedio es que el éxito lo construye uno mismo poco a poco y estar consciente de eso es muy importante”.

Ismael Dávila López
Licenciatura en Abogado Semiescolarizado. CUCSH
Promedio: 100
“Este reconocimiento es una primera parte, todo lo que uno aprende se debe poner en práctica para construir una mejor sociedad. Cuando haces las cosas sin poner las energías que se requieren, las cosas no salen igual; hay que esforzarse en todo lo que uno hace”.

Salvador Torrez Pérez
Preparatoria Regional de Ahualulco de Mercado. BGAI
Promedio: 100
“La vida no nos pone obstáculos, nosotros nos los ponemos, nunca es tarde para prepararse. Es muy bonito que uno se prepare porque nos permite ver la vida de otro modo y ser mejor cada día. Los que quieran seguir estudiando, que salgan, que no se queden abajo. De entre las cenizas hay que levantarse como el ave fénix”.

María Eduwiges Lomelí Mena
Licenciatura en Gerontología. CUTonalá
Promedio: 99.54
“Terminando el servicio quiero estudiar la maestría, ya sea Neuropsicología o una relacionada con estudios de género, ambas me interesan. Al hacer lo que te gusta no envejeces pues sigues activo, motivado y la vida la ves diferente”.

Karla Marina Arellano del Zas
Preparatoria 2. BGAI
Promedio: 100
“Después de esto pretendo ser una excelente nutrióloga. Lo que le he dicho a mis hijos es que es importante superarse, alcanzar las metas, personal y profesionalmente, y que sí uno puede, que ya tengo más edad que muchos jóvenes, entonces otros también tienen esa oportunidad”.

Christianne Stephanía Ríos Velázquez
Licenciatura en Psicología. CUCS
Promedio: 99.24
“Quiero continuar aprendiendo, creo que la base de todo buen profesionista es el conocimiento y sobretodo la ética profesional, me gustaría ejercer y continuar preparándome. Creo que no importa el lugar donde estés, si amas lo que haces lo vas a hacer bien. Mi sueño es tener una asociación civil que atienda a niños víctimas de abuso sexual”.

Manolo Javier Macías Esqueda
Preparatoria Tonalá. BGAI
Promedio: 99.22
“Me esforcé bastante, le eché ganas y cuando dieron la noticia de que había sido uno de los promedios más altos me tomó por sorpresa. Ahora a lo que sigue. Hice trámites a Ingeniería Mecánica Eléctrica y tengo que seguir con el mismo nivel o superarlo, buscar siempre la perfección y aprovechar las oportunidades que nos brinda la UdeG”.

Lumena Suárez Carrasco
Licenciatura en Educación. UDGVirtual
Promedio: 99.88
“Yo les diría a otros que no olviden su objetivo, que no tiren la toalla cuando sienten que no pueden; yo estuve a punto de dejar la carrera , pero ver hacia atrás ayuda a darte cuenta de que vale la pena. Lo que sigue para mí es trabajar, estudiar inglés y entrar a una maestría”.

Paula Ochoa Báez
Licenciatura en Abogado. CUCSH
Promedio: 99.34
“Después de esto me gustaría trabajar en proyectos de investigación y empezar una maestría. Echarle ganas a los estudios no es sólo para tener un buen promedio o recibir un reconocimiento, sino que implica un crecimiento personal, desarrollar un conocimiento cultural y ampliar los horizontes; ese debería ser el principal enfoque”.