Empresario y dueño de medios de comunicación de Jalisco niega responder por qué registró «se va a hacer o no se va a hacer, la carnita asada»

0
207

Exterior Plaza UniversidadLa expresión “Se va a hacer o no se va a hacer, la carnita asada”, que se volvió viral en redes sociales en las últimas semanas, está en proceso de convertirse en una marca registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), a partir del registro de solicitud que realizó Adolfo Luis Ramos Rosales, quien es el director de la casa editorial Grupo México Informa, misma que edita el semanario Crítica Jalisco, en Guadalajara, y México Publica, que llega a las 32 entidades del país por medio de las publicaciones Sonora Publica, Colima Publica, Sinaloa Publica, Yucatán Publica, por mencionar algunas.

Proyecto Puente dio a conocer el pasado 14 de diciembre que tras una revisión en el sitio de http://marcanet.impi.gob.mx/marcanet/ se encontró que Ramos Rosales efectuó el 7 de diciembre cinco registros de marca:

SE VA A HACER O NO SE VA A HACER… ¡LAS TORTAS AHOGADAS

SE VA A HACER O NO SE VA A HACER… ¡LAS CARNITAS!

SE VA A HACER O NO SE VA A HACER… ¡LA CARNITA ASADA!

SE VA A HACER O NO SE VA A HACER… ¡EL COCTEL DE CAMARÓN!

SE VA A HACER O NO SE VA A HACER… ¡LA MACHACA DE CAMARÓN!

Al acudir al domicilio indicado en dichas solicitudes se pudo constatar que se trata de las oficinas de Crítica Jalisco, ubicadas al interior de Plaza Universidad, en el municipio de Zapopan, Jalisco.

Tras solicitar una entrevista en las instalaciones con el empresario para dar réplica a la nota antes publicada, Adrián Gómez Hernández, quien funge como apoderado legal, señaló que Ramos Rosales no se encontraba en Guadalajara y que sería este fin de semana pasado cuando darían respuesta a la petición de este medio de comunicación, misma que no fue dada.

Tanto Crítica Jalisco, como México Publica tratan primordialmente temas apegados a las agendas de políticos del Partido Revolucionario Institucional de los rubros locales y nacional, así lo comentaron exempleados del grupo editorial con quienes Proyecto Puente tuvo la posibilidad de hablar.

“Se va a hacer o no se va a hacer, la carnita asada” se ha vuelto popular en redes sociales gracias a los videos en los que la dice Francisco Efraín Romero Chaidez, “Franciskini”.

Que este chascarrillo convertido en memes haya permeado en la sociedad mexicana quizás motivó a Ramos Rosales para registrarlo como aviso comercial, que, según el documento de solicitud ante el IMPI, dicha expresión será utilizada en el ramo restaurantero.

Cada solicitud de registro tuvo un costo de 772.66 pesos, por lo que el monto total que se pagó al IMPI fue de 3 mil 863.30 pesos.

Los antiguos trabajadores de Ramos Rosales aseguran que el empresario tiene distintos tipos de negocios, por lo que no se descarta que una vez aplicado el registro utilice la frase en el sector de la venta de alimentos y bebidas, o simplemente que cobre por el uso de la misma.