Clubz «destella» con baile y waves ochenteros

Clubz, el dueto regiomontano, hizo del C3 Stage un club de electro pop, rock y vapor wave

0
134

Mientras en el techo del C3 Stage concluía una velada acústica con Alex Ferreira, abajo el lugar se convirtió en un clubz de baile donde los bits reinaban.

Los protagonistas fueron Clubz, un dueto originario de Monterrey que hicieron escala en Guadalajara para presentar sus Destellos, su más reciente álbum, así como temas que los han valido como una propuesta fresca de electro indie.

Clubz, en C3 Stage. Fotografía: Alejandra Cervera

Fue el pasado viernes 5 de octubre, cuando Coco Santos y Orlando Fernández, acompañados de dos músicos más, prendieron la pista de baile.

Clubz, en C3 Stage. Fotografía: Alejandra Cervera

Sí, en un lugar de baile se convirtió en el show, pues la agrupación convocó a nutrido número de presentes, que aunque no atiborraron el C3 Stage, sí le sacaron brillo al suelo de tanto moverse.

Tras la presentación de Ave Paraíso, la noche ya estaba en sintonía. A las 23:30 horas, Clubz apareció para llevar al climax con temas como “El rollo”, “Palmeras” y “Épocas”, canción con la que iniciaron esta presentación.

Clubz, en C3 Stage. Fotografía: Alejandra Cervera

R&B, funk, electro pop y hasta música disco hicieron del foro casi casi un sitio ochentero. En la fiesta pocos escatimaron en no bailar, era algo así como una dimensión en la que cualquiera vivía una inmersión de sonidos, suave música house y hasta un poco de vapor wave.

Fue con la canción “Áfrika” cuando la fiesta se desbordó. Primero invitaron al escenario a Diego Rangel, de Porter, para que tomara el lugar de Orlando Fernández en la batería y éste pudiera salir del escenario.

Reproductor de audio

Las secuencias de la canción comenzaron a sonar cuando Fernández se plantó entre el público. De ahí en adelante, la presentación de la canción se hizo entre una multitud que movía los brazos de arriba a abajo a la par de las melodías y letras.

Clubz, en C3 Stage. Fotografía: Alejandra Cervera

Otros temas que interpretaron fueron “Palmeras”, “Templos” y “Popscuro”, también del disco Destellos. La noche transcurrió en medio de una festividad que volvió en un after a la recién entrada madrugada del sábado. Era un “clubz” de almas que sólo obedecían a los bits regiomontanos.