Memorias de la Gran Rumania

0
158

Este año se cumple cien años del término de la Primera Guerra mundial y de la conformación de la Gran Unión de Rumania. Esto, tras un episodio histórico que fue difícil en el oriente de la Europa Occidental y que fortaleció a una nación que hoy está de júbilo.

Es por eso que del 18 de octubre al 4 de noviembre, el Museo de las Artes (MUSA) de la Universidad de Guadalajara presenta “Rumanía en la Primera Guerra mundial”, una muestra que contiene 18 láminas informativas que reproducen cómo se vivió el proceso bélico en este país europeo, durante la década de 1910.

Fotografías que muestran la guerra y el asistencialismo de la Reina María, así como datos históricos de personajes, citas textuales de gobernantes de la época y detalles sobre los contextos sociales, son los elementos que buscan contar la historia desde la mirada del pueblo rumano.

Esta muestra es resultado del esfuerzo de la Embajada de Rumania y el Instituto Cultural Rumano y el Museo Nacional de Rumania.

“Cuando inicia la Primera Guerra mundial, en 1914, Rumania estaba gobernado por un monarca de ascendencia alemana, Carlos I, quien tenía cierta unidad con los imperios del Centro de Europa. Fue en 1916, cuando entra al gobierno Fernando I, cuando termina la alianza con las potencias centrales; lo que derivó en la recuperación de muchos de sus territorios que estaban bajo la administración extranjera, gracias a las victorias de sus aliados. Esto provocó que se diera La Gran Unión Rumana”, detalló el investigador y editor del MUSA, Diego Espejel Jiménez.

Fue así como los territorios de Transilvania, Besarabia y Bucovina lograron adherirse a esta nación el 1 de diciembre de 1918. Por ello, este año los rumanos festejan el centenario de este suceso.

“En la muestra también vamos a encontrar planos de batalla, portadas de diarios que dieron seguimiento a la confrontación armada. El visitante encontrará información pormenorizada sobre el desarrollo de la guerra y cómo Rumania se vinculaba con las batallas. Por otro lado sabremos cómo fue el proceso de unificación”, mencionó Espejel Jiménez.

La auxiliar del área de Educación del museo, Sayuri Sánchez Rodríguez, dijo que en la exposición no se deja de lado el contenido de los testimonios, “pues al final también dan un panorama visceral de la guerra y cómo esas estrategias generaban terror a quienes las atestiguaron”.

“Estas obras que se presentarán me parecen bastante crudas, pero también necesarias. Es una conmemoración de una gran guerra, fue un problema que no tuvo control y eso es esencial para reflexionar en nuestros días”, explicó Sánchez Rodríguez.

La joven asegura que este tipo de proyectos contribuyen a la recuperación de la memoria histórica mundial y a la generación de un criterio en el público.

Ambos museógrafos aseguran que la importancia de que los mexicanos conozcamos sobre la historia de un país que aparentemente está lejano, es que en este caso ambos pueblos tenemos en común que nuestras lenguas nacieron a partir del latín.

“Rumania es un enclave latino en el oriente de Europa, entonces esa tradición milenaria que tenemos, como descendientes del legado romano, es un punto común. Aquí se muestra esta particularidad de los rumanos, que siempre defendieron su identidad, frente a los embates de otros pueblos como el Imperio Otomano, el Imperio Ruso y el Imperio Austriaco. Esto nos demuestra el talante guerrero de la patria rumana”, señaló el investigador de Musa.

Esta exposición ya ha estado en otros países, tal es el caso del Museo de la Guerra, de España. Los representantes del MUSA invitan a que el público no deje pasar la oportunidad de visitarla, ya que estará por corto tiempo en este recinto universitario.

El Museo de las Artes presenta la exposición itinerante “Rumanía en la Primera Guerra mundial”, del 18 de octubre al 4 de noviembre.