Inauguran edificio de Tutoría e Investigación en CUCiénega

El espacio está acondicionado para la colaboración entre distintos cuerpos de investigación y atención personalizada de los estudiantes

0
119

Desde enero de este año, el Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega), con sede en Ocotlán, inició operaciones del Edificio de Tutoría e Investigación.

Este inmueble, localizado al extremo norte del campus, tiene como finalidad dotar de espacios óptimos para el trabajo a docentes e investigadores, y la atención y seguimiento académico de los estudiantes de pregrado.

La Coordinadora de Investigación y Posgrado del CUCiénega, doctora Liliana Ibeth Castañeda Rentería, quien es la encargada de este edificio, indicó que este proyecto será de suma importancia para el cuerpo académico del plantel.

“El diseño está pensado no sólo para generar entornos individuales, para que se pueda producir y redactar el trabajo académico de investigadores; sino también para hacer colaboración con pares y así promover el trabajo multidisciplinario. Este centro universitario se caracteriza por tener biofísicos que trabajan con sociólogos, biólogos y químicos farmacobiólogos”, compartió.

La arquitectura del sitio se distribuye en cuatro alas, en dos pisos. En la parte alta es donde hay 46 cubículos individuales que cuentan, cada uno, con escritorio, archivero, librero y sillas ejecutivas; éstos estarán asignados a investigadores que son miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), del Conacyt.

De 2013 a la fecha el número de miembros de este sistema correspondiente al CUCiénega pasó de 25 a 44, por lo que resultó apremiante contar con entornos dignos para la producción de conocimiento científico.

“Aunque muchos de estos académicos cuentan con laboratorios, en este espacio podrán realizar de forma óptima sus artículos o dar tutorías. También se les asignó un espacio a aquellos miembros de cuerpos académicos consolidados, que no son necesariamente parte del SNI, con lo que promovemos que en un futuro formen parte del sistema y sigan realizando trabajo colaborativo”, recalcó.

De igual forma, estos espacios están destinados para académicos inventores, es decir, quienes han recibido registros de patentes o modelos de utilidad. “En su totalidad, la parte de arriba del edificio está destinada a profesores que por su producción y la calidad de su trabajo tienen asignado un espacio individual”, agregó Castañeda Rentería.

En una zona llamada Café Innova, en la planta superior, se cuenta con mesas pensadas para que se desarrolle el trabajo colaborativo y a las que tienen acceso todos los profesores del CUCiénega, tanto de asignatura como de tiempo completo.

“Los docentes que requieran espacios para descansar entre clase y clase, o que deseen diseñar o calificar exámenes, pueden hacer uso de este sitio”, refirió.

El inmueble, que visto desde arriba tiene la forma de una equis, parte de una distribución inspirada en espacios de universidades internacionales a los que investigadores del CUCiénega han acudido, esto con la intención de replicar las buenas prácticas.

“En el ala ‘A’ de la parte de abajo se encuentra la oficina de la Coordinación de Investigación y Posgrado; las áreas financieras, académicas, una bodega pensada para la producción editorial y una sala de juntas. En las alas ‘B’ y ‘C’ hay cubículos individuales que pueden ser reservados mediante una agenda por cualquier profesor”, describió.

Destacó que el ala ‘D’ está diseñada para tutorías, en las que hay mesas de trabajo para que los estudiantes y sus tutores puedan trabajar. “Los últimos cubículos están pensados para la tutoría de desarrollo humano –dijo–, como de pares o de asuntos psicológicos o personales. Toda la parte de abajo puede ser apartada por medio de una agenda, basta con llegar y solicitar el espacio”.

Adicionalmente a la sala de juntas destinada para la Coordinación de Investigación y Posgrado en el ala “A”, el Edificio de Investigación y Tutorías también tiene otros tres pequeños auditorios con capacidad de 20 personas; éstos podrán ser solicitados para reuniones entre pares o para la realización de clases de posgrado, defensas de tesis o seminarios de investigación.

“Los salones se distribuyen en su interior con mesas redondas o herraduras, que promueven el trabajo de investigación colaborativo entre cuerpos académicos. El edificio está pensado más allá de ser un mero inmueble, ya que se busca que se gesten proyectos y dinámicas de innovación”, dijo, por último, Castañeda Rentería.

Del periodo del año pasado a la fecha, el CUCiénega se ha fortalecido en materia de posgrados, pues de contar con tres ahora tiene siete, motivo por el que se busca que los niveles de dichos programas vayan acorde con la infraestructura.

A t e n t a me n t e
«Piensa y Trabaja»
Guadalajara, Jalisco, 25 de febrero de 2019

Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Adriana González