Viviendas abandonadas en AMG son resultado de un tsunami urbano

CUCSH y Amdeur realizan foro para proponer soluciones al problema, en CUCSH La Normal

0
93
Lo más peligroso de un tsunami no es la primera ola, sino la segunda. En términos urbanísticos, el primer golpe que azotó el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) fue cuando se decidió relegar de las centralidades a las viviendas de interés social, y la segunda (que ya está ocurriendo) es la que tiene que ver con el crecimiento vertical, aseguró el geógrafo alemán Bernd Pfannenstein.

“Esta ola no la estamos viendo, pero con cada edificio (que suele ser habitado por las clases privilegiadas) se cambian los valores del suelo, y eso implica que cada vez más vamos expulsando, aún más lejos, a quienes viven en casas de interés social. Esto, a la par de que no hay instrumentos de planeación que nos permitan dirigir el mercado del suelo para tener un sistema funcional”, mencionó quien ha sido profesor invitado por más de cinco año en la Universidad de Guadalajara (UdeG) y quien recalcó que aún hace falta monitorear cuáles son los efectos que provoca la verticalización.

Esto lo dio a conocer durante la presentación de su trabajo “Problemática de la vivienda de interés social en el Área Metropolitana de Guadalajara”, durante el foro que convocaron el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) y la Academia Mexicana de Desarrollo Urbano (Amdeur), realizado la mañana de este martes en el campus La Normal del plantel.

Este problema de segregación es una de las causas de que existan viviendas abandonadas; para ello, “la estrategia de vivienda social es equivocada, porque necesitamos dar alternativas a las personas de bajos ingresos y ponerlos en lugares céntricos, esto forma parte de un cambio de paradigma en las autoridades locales”, dio a conocer el geógrafo.

Una de las propuestas que sugiere el académico es que los edificios también contemplen pisos para la vivienda de interés social, con el fin de aprovechar la redensificación.

Este foro fue realizado con la intención de que sean escuchados especialistas e investigadores de este problema urbano, con el objetivo de proponer soluciones al abandono de más de 5 millones de viviendas en México (según datos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano).

Tlajomulco de Zúñiga es uno de los municipios emblema de esta situación que genera inseguridad, segregación y detrimento de la calidad de vida, puesto que esto ocurre en diversos fraccionamientos del municipio.

“Necesitamos la colaboración de la iniciativa privada, hay que buscar un mejor acuerdo urbano entre todos. Es momento de que el AMG tome el liderazgo. Hay que llegar a una nueva ética territorial; si no lo logramos, seguiremos en lo mismo. Si escuchamos a la gente y sus necesidades lograremos la medicina que todavía no tenemos”, subrayó Pfannenstein.

En el auditorio Carlos Ramírez Ladewig del CUCSH estuvieron presentes académicos, especialistas, integrantes de colegios de arquitectos, urbanistas e ingenieros civiles; así como representantes de instancias de los tres órdenes de gobierno enfocados en la creación y promoción de la vivienda en el país como Infonavit, Fovissste, entre otras.

Pfannenstein mostró imágenes sobre fraccionamientos cerrados de Tlajomulco, cuyos habitantes no pueden acceder a servicios como escuelas, al verse obstaculizados por bardas que resultan absurdas y que incluso impiden la interacción entre vecinos de los cotos. “La convivencia en el espacio público es una solución a la delincuencia”, apuntó.

Recalcó la importancia de que se realicen diagnósticos precisos para evitar la segregación urbana. “Proponemos un monitoreo. Antes de tomar decisiones, necesitamos conocer la enfermedad del paciente, en este caso lo es la ciudad”, concluyó Pfannenstein.

El Presidente de la Amdeur, doctor Luis Antonio Rocha Santos, refirió que en el artículo 4° de la Constitución Mexicana se establece el derecho de la vivienda digna. Y en el caso de las casas abandonadas, muchas de éstas se encuentran así porque para sus propietarios se vuelve incosteable realizar los pagos de sus créditos.

“Cuando hay vivienda abandonada en la zona proliferan pandillas, drogadicción, insalubridad, disfunción familiar. En algunos casos las zonas fueron construidas en lugares de inundación y faltan servicios públicos. En algunos asentamientos hay deficiencias de los servicios públicos por encontrarse en las periferias”, detalló.

Rocha Santos explicó que con este encuentro, la UdeG y la Amdeur, mediante sus académicos, podrían aportar conocimientos y experiencias en la creación del Programa Nacional de Vivienda que actualmente trabaja el gobierno federal.

“Abogados, arquitectos, ingenieros, promotores, cámaras empresariales, asociaciones de colonos y agrupaciones estudiantiles están involucrados en este tema, pues no es exclusivo del gobierno”, destacó.

En este foro también fueron entregados reconocimientos a los miembros fundadores del Amdeur y 17 nuevos miembros de este organismo rindieron protesta.

En el auditorio estuvieron presentes el Director de la División de Estudios Jurídicos del CUCSH, doctor José de Jesús Becerra Ramírez; el Director del Instituto Jalisciense de Vivienda, arquitecto Ernesto Padilla Aceves; la Presidenta de la Federación de Asociaciones de Abogados de Jalisco, doctora Rosalinda Mariscal Flores.

Así como representantes de la Procuraduría de Desarrollo Urbano de Jalisco (Prodeur); de la Coordinación de Gestión Integral del Gobierno de Guadalajara, entre otras instancias relacionadas con la vivienda.

A t e n t a me n t e
«Piensa y Trabaja»
Guadalajara, Jalisco, 9 de abril de 2019

Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: David Valdovinos