Promesas musicales que destacan

0
77

Ganadores del Concurso Nacional de Piano UdeG 2019No tienen más de 20 años, pero ya se coronaron como los mejores jóvenes pianistas en México, al resultar ganadores del Concurso Nacional de Piano, que organiza el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), en colaboración con la Secretaría de Cultura de Jalisco.

Ellos son Ángel Gabriel López López, joven de 18 años de la Ciudad de México, y Martha Bárbara Prado Hernández, regiomontana de 20 años, quienes obtuvieron el primer el lugar. Y, por su parte, Jesús Enrique García Gómez, de 19 años, también proveniente de la capital del país, se llevó el tercer lugar en esta contienda.

Durante una serie de batallas musicales ocurridas los tres primeros días de la semana pasada en el Conjunto Santander de Artes Escénicas y el Teatro Degollado, estos tres jóvenes talentos lograron destacar de entre 14 finalistas, provenientes de varias partes de la República.

El pasado miércoles 10 de julio, en el emblemático Teatro Degollado, autoridades universitarias dieron a conocer que, de forma inédita, el jurado había seleccionado a dos primeros lugares, un segundo lugar desierto, un tercer lugar, y dos menciones honoríficas.

Una vez que se dieron a conocer los nombres de los tres galardonados, ellos deleitaron a los asistentes con excelsas interpretaciones pianísticas. Los dos primeros lugares ganaron 30 mil pesos y ser solistas en una presentación de la Orquesta Filarmónica de Querétaro. El tercero obtuvo 10 mil pesos y bonos para partituras por parte de Musikarte.

Ángel Gabriel López López (AG) es estudiante de la licenciatura en Instrumentista en Orquesta en la Escuela Carlos Chávez y en la Escuela Superior de Música; Martha Bárbara Prado Hernández (MB) es alumna de la Facultad de Música de la Universidad Autónoma de Nuevo León, y Jesús Enrique García Gómez (JE) cursa Música e Interpretación Pianística en la Universidad Panamericana de la Ciudad de México.

Después de la ceremonia, los jóvenes ganadores hablaron para La Gaceta sobre este reconocimiento que resultado de horas de trabajo, esfuerzo y disciplina.

¿Cómo se siente tocar piano en un escenario tan histórico como el Teatro Degollado?

AG: Sí hay nervios, siempre pasa en la primera pieza, pero uno se acostumbra y toca lo que sale de su corazón. Para mí ganar aquí ha sido bastante importante y emocionante, me encantó la experiencia de tocar en un teatro tan lindo, en un piano tan hermoso.

MB: El solo hecho de pisar este teatro ya es un honor, la acústica es fenomenal y el piano respondía muy bien. Esta es la tercera vez que participo en este concurso. Estuve en la primera edición, cuando obtuve segundo lugar, y en la segunda edición sólo llegué a la final. Para mí es un honor recibir este premio.

JE: Es un sitio que impone mucho, pero al final estamos haciendo lo que nos gusta. Hace mucho no había participado en un concurso. Es una experiencia gratificante que te ayuda mucho a subir de nivel con la simple preparación que tienes que realizar.

Han demostrado ser grandes promesas musicales, ¿en dónde se ven en los próximos años?

AG: Entre mis próximos planes está dedicarme a la música, terminar mis dos carreras e irme a estudiar a Europa para seguir perfeccionándome. Me gustaría, más bien, ser concertista que maestro.

MB: Quiero seguir creciendo como música, quizá después salir al extranjero para seguir aprendiendo más de esto, yo me quiero dedicar a la interpretación, pero también a la pedagogía.

JE: Me quiero dedicar a ser concertista, quiero enfocar toda mi vida a hacer conciertos, incluso a acompañar a otros músicos, hacer mucha música de cámara.

¿Por qué elegir este concurso como plataforma de desarrollo de su talento?
AG: Yo veía que desde las primeras ediciones venían pianistas súper buenos, y me quedó claro que el nivel estaba muy alto, por eso me aventuré a participar, ya que tenía un repertorio listo.

JE: Yo también sabía que aquí había muy buen nivel, que los pianistas que habían participado son muy buenos. Por eso decidí entrar al concurso, trabajé la piezas, algunas ya las tenía y otras no; además tenía buenas referencias de los ganadores de los años pasados.

MB: Esta es muy buena oportunidad, hay buena organización, logística y espacio. Ha sido uno de los concursos donde yo me he sentido como en casa, también por el trato del comité organizador, los maestros son muy amables. Es importante estar en este tipo de eventos que te sacan de tu zona de confort completamente, que es benéfico ecimiento musical.

Fotografía: Fernanda Velázquez