Reducción de polígono amenazaría a Los Padres

-Denuncian interés inmobiliario -A arqueólogos de Jalisco preocupa que los salvamentos del personal del INAH de Ciudad de México afecten vestigios

0
29
Pozos de sondeo en Los Padres
Trabajos. Pozos de sondeo realizados por el personal del INAH dentro de la poligonal

Por: Alejandra Carrillo / Iván Serrano Jauregui*

Aunque para la vista de muchos zapopanos es sólo un gran lote baldío localizado en el cruce de la calle Volcán Quinceo y prolongación Guadalupe, en la colonia 12 de Diciembre, la realidad es que Los Padres es el remanente de una antigua zona arqueológica que abarcaba 100 hectáreas, donde habían cerca de 35 montículos de construcciones prehispánicas que datan del año 450 al 900 después de Cristo.

Con el paso de los años fue reducida a 9.7 hectáreas, con seis montículos. Fue durante 1985 que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) delimitó el terreno como zona arqueológica protegida.

Varias de las hectáreas que estuvieron incluidas en el área protegida original fueron vendidas y utilizadas como terrenos inmobiliarios para las colonias aledañas: Santa Ana Tepetitlán y El Colli, un proceso que se agudizó en la década de los 90 con la urbanización desmedida.

En 2004, se hizo una delimitación nueva de la poligonal y se limitó aún más la zona en un juicio que perdió el INAH contra el Ayuntamiento de Zapopan, para construir la prolongación de avenida Guadalupe (que atraviesa el polígono). Año con año el sitio ha ido perdiendo espacio, asfixiado por la urbanización.

Actualmente Los Padres se encuentra bajo la lupa: este año el INAH ha realizado dos procesos de salvamento para evaluar la zona, que en tres décadas no han arrojado información determinada para actuar y buscar formas de resguardarlo.

“El INAH en su momento hizo la delimitación, pero nunca hubo comunicación con las instancias para prevenir que se construyera en la zona”, dijo en entrevista Erick González Rizo, profesor de la Preparatoria 11 de la Universidad de Guadalajara, investigador y arqueólogo de la asociación civil Xalixco. Estudios históricos y patrimonio cultural, una organización que busca salvaguardar el patrimonio histórico de Occidente. “El sitio tampoco se había excavado, se tomó un plano topográfico que es un registro básico, y no se hizo nada. A raíz de que abrieron calles y se hicieron salvamentos para saber si se podía o no construir, se perdió casi la mitad de los montículos que conformaban el área originalmente”.

Aunque este lugar por mucho tiempo fue apropiado por los vecinos como un área de recreación, donde jugaban béisbol y hacían otras actividades, en 2018 los dueños rentaron el terreno donde se ubica el sitio arqueológico como un helipuerto para Tequila Flying Experience, una empresa dedicada a guías turísticas de lujo.

Los Padres
Llano. Vista oriente del terreno, al fondo se aprecia un vehículo de carga de materiales, que aseguran los involucrados no es para construir, sino para las excavaciones indagatorias.

Hoy, el resto de los montículos de Los Padres aún están amenazados por el sector inmobiliario, pues por su ubicación tienen un gran valor económico en ese sentido, indicó González Rizo.

Se sabe, en general, que los dueños del lote, a pesar de la declaratoria que impide se construya, están buscando nuevos salvamentos para que el INAH con sede en la Ciudad de México termine de liberar sus terrenos para el uso que ellos desean darle.

“No se puede negar la existencia de restos arqueológicos en el terreno, son muy evidentes, el problema es que si mandas un arqueólogo que no sabe nada de estructuras de adobe, no lo va a ver, porque tiene una estructura especial. Cuando se ha excavado se ven los perfiles y los restos. Estas personas están buscando que les den un dictamen a modo, quieren que pase para sentar un precedente legal con el que cualquier dueño va a poder recurrir a esto: se necesitan arqueólogos especializados en Jalisco para esto”.

Vista. Render de cómo debió haber lucido en su época la zona, que incluye áreas verdes sin construcción que también son importantes para entender la vida en comunidad. (Foto: Cortesía Xalixco AC)
___________________

Los trabajos de salvamento en la zona se realizan desde inicios de este año, por lo que vecinos del lugar han documentado lo que ahí ocurre mediante fotografía. Tras mostrar una de las imágenes captadas a un pozo de sondeo al investigador del INAH Jalisco Igor Quintana Cruz, éste explicó que ya se notan algunos estragos por el desconocimiento de las características arqueológicas en Jalisco.

“Ahí se aprecia cómo en los perfiles del pozo de sondeo hay una diferenciación en los estratos de tierra, que por sus características y geometrías se asemejan a lo que podría ser un basamento de adobe. Ese mismo acondicionamiento lo encontramos en la zona de El Tizate (también en Zapopan); son como terrazas de tierra acomodada, quizá ahí lo que encontraron fue una estructura de adobe”, señaló.

“Ese tipo de intervenciones se tienen que dar por especialistas de cada región, la arquitectura de la fase cultural en la que fueron construidos estos monumentos era basada en tierra. En este tipo de arquitectura hay que saber distinguir la tierra de la tierra, que conlleva un tipo de especialización”, detalló.

Mencionó que el canon de la arqueología del Centro de México es el de identificar arquitectura de piedra pegada con piedra, que es altamente probable que sea lo que los arqueólogos que trabajan en Los Padres estén tratando de localizar. “Al estar buscando esos cimientos puede que retiren todos los vestigios de la arquitectura de tierra, es realmente difícil excavar en esos contextos, ya que hay tierra quemada o compactada o muros de adobe”, indicó.

“El INAH solo no puede”

En entrevista con El Diario NTR Alicia García Vázquez, delegada del INAH Jalisco, señaló que en este momento mientras se estén realizando las salvaguardas en el perímetro no hay planes concretos con respecto a Los Padres y su futuro, pero que ya están en pláticas con el Ayuntamiento de Zapopan para comprar los terrenos ejidales protegidos que se encuentran en sus márgenes y prevenir que se hagan futuras construcciones.

“Ahí el problema es que hay dueños particulares a los que se tiene que convencer, pero el INAH no les va a dejar que la expropien, es una zona protegida y no van a poder construir nada aunque tampoco quieren vender. El Grillo, El Ixtepete son también ejemplos en ese sentido. Están haciendo salvamentos en la zona, hay una zona en donde no se puede excavar, otras ya se han liberado para su uso después del salvamento, pero aún quedan espacios protegidos y en esos nos vamos a concentrar”.

El personal del INAH trabajando en la zona, como aseguran expertos y vecinos, no forma parte de la Delegación Jalisco. Estos arqueólogos entregarán al término de los trabajos un dictamen, que a su vez reportarán a la sede en Jalisco. La delegada dijo que esto se hace porque, con todas las obras del Instituto que atienden en el estado, se encuentran cortos de personal: “Tengo cuatro arqueólogos y todos están ocupados en salvamento y obras. En Los Padres tendríamos que empezar desde cero con la reconstrucción, es un trabajo arduo y difícil porque no se tiene nada, no podemos pretender todavía recuperar las pirámides y hacer un parque abierto al público porque es muy caro, son procesos que se hacen a mano, con cuidado, para buscar algo así el INAH solo no puede hacerse responsable, tenemos que trabajar con las instancias del estado, necesitamos su apoyo”.

Trabajo. Pozo de sondeo, ya recubierto por tierra. Los investigadores señalan que es urgente la presencia de expertos del INAH en construcciones de adobe.
_______________________

Detectan movimiento inmobiliario

La prolongación de avenida Guadalupe divide la zona arqueológica en dos: un terreno pequeño al poniente, y otro más extenso, al oriente. En un recorrido realizado por NTR se pudo constatar que las obras de salvamento en el primer terreno ya concluyeron, pues los pozos de sondeo fueron rellenados por los trabajadores; uno de ellos afirmó que en ese lugar se encontraron dos vasijas que fueron derivadas al INAH.

Actualmente, en el terreno del lado poniente hay cuatro pozos de salvamento, cuyas obras están lideradas por empleados del INAH de la Ciudad de México, como lo confirmaron los miembros de la asociación Xalixco y habitantes del lugar.

Vecinos de las colonias aledañas aseguran que quienes trabajan en el sitio les han dicho que ahí se construirá una plaza comercial e incluso vivienda y que los trabajadores del INAH les han informado que las obras son de salvamento, para verificar “que no haya ningún vestigio, y así poder edificar ahí”. Y aunque les aseguran que no van a construir sobre los montículos, sí buscan dejar libre parte del terreno para hacerlo.

En dado caso de que los arqueólogos presentaran un informe en el que “no haya algún vestigio importante” y dijeran que el lugar sí es apto para edificar, significaría una reducción del polígono de protección al patrimonio histórico del lugar, que incluso está contemplado en los Planes Parciales de Zapopan, asegura el arquitecto Iván Villalvazo, también miembro de Xalixco AC.

“Si se reduce el polígono, no estarían pensando en la zona de amortiguamiento del estrés urbano sobre los montículos”, dijo. Ejemplificó que corre el riesgo de que los montículos se reduzcan a un tiradero si se les llega a relegar.

El investigador Quintana Cruz indicó que Los Padres “no sólo está constituido por los montículos, sino que también por las áreas abiertas, porque son parte integral para el entendimiento del mismo sitio. Sería erróneo pensar que sólo con la conservación de los montículos se preservará la zona arqueológica, si es que se prescinde de sus áreas abiertas; sería condenar a su destrucción total, pues quedaría constreñido a una mínima superficie, lo cual imposibilitará su investigación presente y futura, negando así el derecho a la cultura, en cierto sentido”.

 

Plano de los vestigios de Los Padres
Reducción. En este plano se muestra la distribución de los vestigios en Los Padres, extensión que abarcaba 100 hectáreas y ahora sólo hay 9, en la esquina de prolongación Guadalupe y Volcán Quinceo

Iván Villalvazo añadió que con la reducción del polígono de Los Padres, no sólo afectaría al patrimonio histórico de Jalisco, también se acabaría con una de las pocas áreas verdes de las colonias aledañas, que también está contemplado en los planes parciales del Municipio. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 9 metros cuadrados de áreas verdes por persona; sin embargo, en la zona conurbada de Guadalajara el índice es de apenas 1.4 metros, según estudios del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la UdeG.

Zapopan niega excavaciones ilegales

Personal del Ayuntamiento de Zapopan revisó la zona la semana pasada tras las denuncias de los ciudadanos, respecto a maquinaria que realiza supuestas excavaciones, pues imaginaron que estarían comenzando a construir.

Esto fue negado por el personal de la obra, que señaló a la maquinaria como parte del proceso de salvamento del INAH.

El uso de suelo de la zona es Espacio Verde y la clasificación es PP-PH, es decir: Áreas de protección al patrimonio histórico, las áreas donde se localizan varios monumentos arqueológicos inmuebles, o en que se presuma su existencia; o varios monumentos artísticos asociados entre sí, con espacios abiertos o elementos topográficos cuyo conjunto revista valor estético en forma relevante; o varios monumentos históricos relacionados con un suceso nacional o las que se encuentren vinculadas a hechos pretéritos de relevancia para el país.

*Colaboración especial

CIFRAS

100 hectáreas era el terreno original

35 montículos de construcciones prehispánicas había en la zona

9.7 hectáreas es el polígono actual amenazado

“Sería erróneo pensar que sólo con la conservación de los montículos se preservará la zona arqueológica, si es que se prescinde de sus áreas abiertas; sería condenar a su destrucción total, pues quedaría constreñido a una mínima superficie”

Igor Quintana Cruz, investigador del INAH Jalisco