Recuerdan vida y obra de Enrique Díaz de León en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres

Descendientes y autoridades universitarias honran su memoria durante el aniversario 129 de su natalicio

0
25

Su nombre forma parte del imaginario de los tapatíos. Sus estatuas lo muestran con una gallardía y contundencia que –muchos recuerdan– mostraba al momento de hablar ante los estudiantes, políticos y el pueblo.

José Enrique Francisco Faustino de Jesús Díaz de León, uno de los más importantes reformadores de la educación de Jalisco y primer Rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), fue recordado la mañana de este jueves por autoridades universitarias y descendientes que lo llevan con orgullo en la memoria; esto a propósito del aniversario 129 de su natalicio.

En la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres, donde se encuentran los restos del líder universitario, se realizó una ceremonia que encabezó el Director de la Preparatoria 5, maestro José Manuel Jurado Parres.

“Esta es la oportunidad para tener presentes los principios filosóficos e ideológicos de los que él fue un artífice relevante, pues su contribución ha sido fundamental para transmitir las virtudes que orientan a nuestra benemérita y bicentenaria Universidad de Guadalajara”, declaró.

El académico leyó un fragmento del discurso que Díaz de León enunció en 1925, durante la ceremonia de refundación de la UdeG, con el fin de articular las ideas que al día de hoy siguen vigentes en el compromiso por la educación, externó.

Jurado Parres recordó que este hombre ilustre fue registrado el 26 de septiembre de 1890 en Ojuelos, Jalisco y que su formación la tuvo en la Escuela de Artes y Oficios y en el Liceo de Varones, donde se consolidaron sus convicciones políticas y sociales.

Formó también parte del Centro Bohemio, junto con otros artistas destacados, donde se pugnó por fortalecer una corriente nacionalista mexicana.

En 1925, José Guadalupe Zuno, en su calidad de Gobernador de Jalisco, lo invitó a ser el primer Rector de la máxima Casa de Estudio de Jalisco. “Designé a Enrique Díaz de León porque era la viva encarnación de cuanto queríamos para la Universidad y la educación de Jalisco”, dijo Zuno.

Desde 1988, Díaz de León es Doctor Honoris causa por esta Casa de Estudio. Tuvo a su cargo la Biblioteca Pública del Estado, la Preparatoria de Jalisco y la Escuela Politécnica. Además, fue diputado local.

Su labor trascendió a otras entidades, pues por invitación del Presidente Lázaro Cárdenas, Díaz de León fundó otras instituciones en distintas partes de México. En 1936, el Gobierno de Francia le otorgó las Palmas Académicas por su trabajo en favor de la educación.

Una de las familiares asistentes, que es sobrina nieta de Díaz de León, la poeta Irma González Avelar, indicó que “fueron fundamentales las reformas que hizo. Como escuchamos en el homenaje, éstas aún son vigentes y se conservan los ideales que transmitió en su momento. Siento mucho honor de ser descendiente de este gran intelectual”, expresó.

Durante la ceremonia en la rotonda, se realizaron varias guardias de honor alrededor de la tumba del líder universitario, en las que participaron el Secretario General de la UdeG, maestro Guillermo Gómez Mata; la Rectora de UDGVirtual, doctora María Esther Avelar Álvarez; el Rector del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), doctor Juan Manuel Durán Juárez; el Rector del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), doctor Francisco Javier González Madariaga; y el Defensor de los Derechos Universitarios, doctor Dante Jaime Haro Reyes.

Atentamente
«Piensa y Trabaja»

Guadalajara, Jalisco, 26 de septiembre de 2019

Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Adriana González