Empresas urgirán profesionales en Ergonomía

El Centro de Investigación en Ergonomía del CUAAD, único en su tipo en México, se prepara en dicho tema

0
37

A meses de que entraron en vigor las leyes federales sobre la procuración de espacios seguros en las empresas mexicanas, los y las profesionales en ergonomía serán indispensables para que las industrias adecúen sus diseños, procesos y logística en función de la seguridad y salud de los trabajadores.

La Coordinadora de la Maestría en Ergonomía, del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), doctora Elvia Luz González Muñoz, recordó que fue en 2014 cuando hubo cambios en los reglamentos federales de Seguridad y Salud en el Trabajo, que permitieron que la ergonomía fuera considerara en las leyes, lo que derivó en la creación de tres normas: la NOM-034, 035 y 036.

Dichas normativas obligarán a las empresas a revisar sus procesos para mejorarlos y mitigar posibles accidentes y daños a la salud de su personal. La académica afirmó que, actualmente, la mayoría de los sectores productivos se encuentran vulnerables en este tema.

“Estas normas permiten mejorar las condiciones de vida, calidad de vida y salud de los trabajadores. Pero los profesionistas que se deben encargar para este diagnóstico deben ser personas con una formación adecuada”, externó González Muñoz.

Ahorros de primas y pérdidas materiales para la empresa son algunas ventajas de la aplicación de la ergonomía en los entornos laborales; aunque, según los académicos, aún es muy pronto para conocer los indicadores; se estima que los resultados puedan verse en dos años a lo mucho.

Temperatura, ruido, humedad, capacitación, carga de objetos, señalética, accesibilidad para todas las personas, brigadas, etcétera, son algunas variables que se contemplan en las normativas planteadas, mismas que serán vigiladas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, tanto en el sector público como en el privado.

“Un problema de esta secretaría es que no tiene los inspectores suficientes ni para las otras normas”, recalcó la académica, por lo que implementar estas tres normas significará un reto para esta instancia.

Las normas y sus asegunes
NOM-036, en vigor desde inicios de 2020, aborda los factores del riesgo ergonómico en lugares donde la labor implique el manejo manual de cargas: esfuerzo físico, movimientos repetitivos o posturas forzadas, que derivan en fatiga, errores, accidentes o enfermedades. Todo esto derivado del diseño de instalaciones, maquinaria, equipo y herramientas.

NOM-035, vigente desde finales de 2019, sobre los factores de riesgo psicosocial, identificación y prevención (violencia o clima organizacional, estrés, burnout –desgaste–, salud mental). Sólo aplica a empresas mayores a 15 trabajadores, situación que señalan los académicos del CUAAD, porque argumentan que una cantidad menor no minimiza los riesgos de este tipo.

La NOM-034 entró en vigor en 2016, y establece las condiciones de seguridad para el acceso y desarrollo de actividades de personal con discapacidad. Se aplica a centros de trabajo con más de 50 empleados, es decir, a empresas medianas, dejando de lado a las micro y pequeñas empresas.

Según datos de la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE) 2017 del Inegi, 97.3 por ciento de los trabajadores se encuentran en empresas pequeñas, por lo que quedan desprotegidos al no ser considerados en la NOM-034, refirió el estudiante de la maestría en Ergonomía, licenciado Alber Eduardo Duque Álvarez.

“Tampoco hay concordancia con normas internacionales como la American Disability Act, de Estados Unidos de América y la Equality Act, de Reino Unido; en éstas hay lineamientos más específicos para la inclusión en espacios laborales y la reducción de la discriminación”, expresó.

Espacio único para la mejoras
El Centro de Investigaciones en Ergonomía (CIE) del CUAAD es una instancia única en su tipo en el país, donde se preparan profesionales capaces de entender las interacciones entre las personas y los elementos de un sistema de trabajo en términos de espacios, ruido, vibración, posturas del cuerpo, capacidades, etcétera.

“Hay una falta de especialistas en el país. Es un orgullo que la Universidad sea líder en esta materia, somos la única en México con una maestría en Ergonomía y somos el único Centro de Investigaciones en Ergonomía. Lo que hacemos es un esfuerzo grande por dar respuesta a las normas. Los profesionales de la ergonomía de la UdeG tienen la capacidad de dar esa vigilancia y la asesoría adecuada a las empresas y centros de trabajo”, dijo el Director del CIE, doctor Carlos Aceves González.

En los últimos meses el CIE ha recibido a empresarios de Jalisco que buscan la optimización de sus espacios de trabajo, en aras de la implementación de las normas oficiales.

“Ellos buscan hacer acuerdos, que el alumnado haga prácticas en sus empresas, tienen el interés de que les proporcionemos algún apoyo. Actualmente, tenemos cuatro generaciones de egresados que pueden servir y que están en el campo laboral”, añadió la doctora González Muñoz.

A t e n t a me n t e
“Piensa y Trabaja”
“Año de la Transición Energética en la Universidad de Guadalajara”
Guadalajara, Jalisco, 15 de enero de 2020
 
Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Gustavo Alfonzo