La pequeña Romería de Zapopan, en tiempos de pandemia

La edición 286 de La Llevada de la Virgen Zapopana se caracterizó por convocar a cerca de mil fieles, que ignoraron el llamado de las autoridades de gobierno y religiosas a quedarse en casa

0
21

Romería de Zapopan 2020Una pequeña comitiva fue la encargada de trasladar a la imagen de la Virgen de Zapopan, durante la edición 286 de la Romería, el 12 de octubre de 2020. En dicha celebración se buscó que fuera virtual.

Sin embargo, la inercia de esta tradición, que llena de color y paraliza la cotidianidad de las calles de Guadalajara y Zapopan, fue más fuerte para algunos: se reportó la presencia de mil fieles en la celebración.

A las afueras de los perímetros cercados, en los alrededores de la Catedral Metropolitana y la Basílica de Zapopan, hubo aglomeraciones que esperaban ser testigos de la presencia de la imagen de La Generala, mediante gritos, aplausos y rezos.

Ante la prohibición, la sacralización

Aunque las autoridades de la Arquidiócesis tapatía y las de los municipios llamaron a no participar presencialmente, se pudo ver a feligreses que hicieron el recorrido por la ruta que va de Guadalajara a Zapopan.

Romería de Zapopan 2020
Diferente. A la par de La Zapopana, algunos feligreses la acompañaron, pese a las recomendaciones de las autoridades. Fotografía: Gobierno de Zapopan

Para investigadores en temas de religiones de la Universidad de Guadalajara y el ITESO,  esta es una conducta que era previsible: hubo una sacralización de los recorridos.

Eso se trata de que las personas manifiesten su veneración por la imagen religiosa, en lugares por donde suele transitar.

Darío Armando Flores Soria, del Centro de Estudios de Religión y Sociedad (CERYS), del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), indicó que las vías por donde se ha realizado la procesión en años pasados, como la ruta de avenida Américas o la de Ávila Camacho son espacios que tienen significado para los romeros.

Durante la edición se pudo ver cómo varios feligreses transitaron por dichas vías. El Gobierno de Zapopan informó que algunos incluso se acercaron al vallado de los polígonos, pero fueron retirados sin contratiempos.

 

 

El mote de de la patrona contra las plagas y tempestades no había cobrado tanta importancia en décadas, hasta este 2020, con la llegada de la Covid-19.

Por ello, para muchas personas, era importante acudir a la celebración, que desde 2018 es considerada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, por la UNESCO.

El apego cultural-religioso entra en juego

El cambio de la Romería de Zapopan a una celebración virtual fue difícil para muchos feligreses, pues asumen que no podrán ver a una madre que ve por sus necesidades.

El representante de Arquimedios, Román Ramírez, dijo durante rueda de prensa, que ocurre esto porque, si bien en países europeos se entiende a la Virgen María como la madre de Cristo, en México esa idea va más allá: la consideran como la madre de todas las personas.

Romería de Zapopan 2020
Poca afluencia. La celebración, que es considerada como patrimonio inmaterial de la humanidad y que suele convocar a 2 millones de fieles, en esta ocasión alcanzó la presencia física de mil romeros. Fotografía: Gobierno de Zapopan

La unión con la madre tiene sentido en esta época de pandemia, en la que se refuerza la religiosidad, el sentido de protección; además, está el hecho de llevarla a la Basílica e ir con ella”.

“Por ejemplo, para el danzante, que su sentido de humanidad es bailarle”, recalcó.

Critican incongruencias

Arturo Navarro Ramos, del ITESO, señaló que la pandemia ha implicado una contradicción para con las instituciones religiosas, que piden que la gente se quede en casa, pero a la vez que participen de la romería virtual.

“Hay un acceso mediatizado a lo sagrado que pone en evidencia el acceso a los recursos de la gente. Quienes están en la romería son justamente quienes puedan contar con los recursos electrónicos para estar ahí”, declaró.

Romería de Zapopan 2020
Patrimonial. La fiesta de la Romería de Zapopan es una celebración religiosa que la UNESCO reconoce como parte del patrimonio inmaterial desde 2018. Fotografía: Gobierno de Zapopan

“Los eventos alrededor están centrados en lo cultual ordinario (la celebración de la misa), pero todas las formas de la expresión cotidiana de la religiosidad se excluyen y quedan marginadas”, explicó.

De igual forma, durante la Romería de este año, usuarios en Twitter critican que si lo que se quería era evitar la aglomeraciones, se pudieron haber hechos cambios en el ritual.

 

El saldo de la Romería 2020

Autoridades de Zapopan anunciaron que La Llevada de la Virgen de Zapopan 2020 tuvo un saldo blanco; aunque se reportó que dicho ayuntamiento, así como el de Guadalajara, sancionaron a 12 comerciantes ambulantes y clausuraron tres negocios establecidos.

De igual forma se reportó que arrestaron a una persona por falta administrativa y la acumulación de cuatro toneladas de basura; aunque en 2019 se recolectaron 70 toneladas.

No fue la primera Romería diferente

Aunque este año la tradicional Llevada de la Virgen de Zapopan llegó a la virtualidad, sin danzantes ni verbena y tampoco los dos millones de personas que se congregan, no es la primera ocasión que esta celebración ocurre de manera atípica.

Así como en este 2020 las autoridades de gobierno y las clericales se vieron obligadas a evitar aglomeraciones, debido a la pandemia del COVID-19, de 1867 a 1904 la Romería de Zapopan cambió de ruta, e incluso de fecha.

El sacerdote Armando González Escoto, quien es representante de la Universidad del Valle de Atemajac (Univa), indicó que durante ese periodo, muchas veces la celebración fue atípica, debido a las leyes que prohibían los actos religiosos públicos.

Romeria 1938. Arquimedios
Maleable. La tradición de la Romería de Zapopan ha cambiado de muchas maneras. En 1938, la celebración se realizó por el camino a Colomos. Fotografía: Arquimedios y Basílica de Zapopan

“La ruta y la fecha variaba cada año, con la intención de evitar el acompañamiento de los fieles”.

“Aunque éstos buscaron, con mucha creatividad, otras formas o maneras de participar en la romería, aunque no fuera acompañando a la imagen”, expresó González Escoto.

Recordó que esa situación volvió a ocurrir entre 1917 y 1938, cuando había fricciones en la relación Iglesia-Estado.

“Esta celebración es tan flexible y adaptable; tal vez ésa sea una de las explicaciones de su permanencia. Lo único estable es que la imagen se lleva a Zapopan; por dónde y cómo se ha llevado, eso ha variado muchísimas veces”, indicó.

Recordó que fue apenas en 1952 que se instituyó el 12 de octubre como el día de realización de la romería, y que de 1942 a 1952 se hacía el segundo domingo de octubre, y antes se realizaba el 5 de octubre.

Incluso, informó, hubo ocasiones en que la Romería fue en noviembre y diciembre.