México y Chile, territorios musicales que se complementan entre sí

Realizan charla virtual “México y Chile: La historia de un romance cultural a la distancia”, durante FIMPro 2020

0
35

Javier Solís, Juan Gabriel, Ana Gabriel y hasta Pandora son algunas de las propuestas musicales que llegaron a Chile mediante el cine y la televisión.

Pero no sólo llegaron, sino que se entretejieron en su cultura popular, dando como resultado que muchos de los talentos chilenos tengan una notable influencia mexicana, que se manifiesta en su música.

Aunque eso también ha ocurrido a la inversa: gracias a la migración e incluso por las cadenas internacionales de televisión, propuestas chilenas fueron apropiadas por las audiencias y creadores de México.

El hermanamiento cultural entre ambas naciones se ha notado en las colaboraciones, como la de Gepe con Natalia Lafourcade, o la que sucedió entre Julieta Venegas y Anita Tijoux; incluso la de Los Tres con Café Tacvba.

Sobre esto trató la conferencia virtual “México y Chile: La historia de un romance cultural a la distancia”, a cargo de los periodistas musicales Marisol García –de Chile– y Enrique Blanc –de México–.

Durante el primer día de actividades de la sexta Feria Internacional de la Música para Profesionales (FIMPro), se habló acerca de cómo ambos países se han retroalimentado culturalmente a lo largo de las últimas décadas.

El mexican dream, un impulso chileno

Lucho Gatica, el icono del bolero y la música popular chilena, tomó la decisión de que iba a conquistar México, desde que era joven en su natal Rancagua.

“Él tomó a México como su centro de operaciones. Él murió allá en 2018 y no me sorprende que se haya difundido la noticia como la muerte de un mexicano”, indicó Marisol García.

La misma determinación de dicho cantautor la tuvieron talentos chilenos de todos los géneros musicales, a lo que Enrique Blanc llamó el mexican dream, que es una determinación por asentarse en México para afianzarse como músico profesional.

“Si yo voy a ser un músico profesional de Chile, mi modelo es México. Y esa idea no ha cambiado desde los años 40”, dijo Marisol durante la charla.

Esto igual lo vivieron Los Ángeles Negros, como los grupos La Ley, Los Bunkers e incluso la cantante Mon Laferte.

Los Ángeles Negros arrancan y escapa del estigma clasista de Chile, que los ve como un grupo cebollero (que sólo le gusta a sectores obreros o empleadas domésticas, por su tono melodramático). Ellos deciden probar suerte y encuentran en México el mexican dream”.

Marisol García, aseguró que la diferencia de este sueño, con respecto al american dream, es que en México no se trata de un asunto hegemónico, sino de que hay un recibimiento y retroalimentación que resulta favorecedor para los talentos chilenos.

Cine y tv, ventanas culturales cruciales

El cine de la época dorada, de la mitad del siglo XX, y el maratónico programa de Siempre en Domingo de Televisa, de los años 80 y 90, fueron los medios que exportaron el talento musical mexicano a las vidas de Chile.

Enrique Blanc recuerda que la idea de Pedro Infante, Jorge Negrete, Javier Solí permea aún en el imaginario sudamericano, pero también a Yuri, Thalía, Juan Gabriel y hasta Alejandra Guzmán, ya que Televisa tuvo gran influencia en el Festival Viña del Mar.

De regreso, fueron los canales de video los que llevaron a México y el resto de Latinoamérica lo que nació en Chile.

“Otro mundo de artistas, más ligadas al rock, como La Ley, Los Tres y Los Bunkers, estuvieron apoyados y en los canales MTV Latinoamérica y Much Music, en donde se rotaban sus videos musicales”, mencionó el moderador de la conferencia, Oliver Knust, director de “Chilemúsica”.

“De igual forma el exilio, posterior al golpe de estado, hizo que muchos chilenos vinieran a México y que trajeran músicos que impactaron, como Victor Jara, Violeta Parra, Quilapayún”, explicó Enrique Blanc.

Los ponentes concluyeron que el secreto de la tan buena relación entre México y Chile se debe a que hay una correspondencia de amistad, por la receptividad de ambos pueblos.

Como una anécdota adicional sobre la inspiración que nace entre ambos países, Marisol contó que tras entrevistar a Meme del Real (de Café Tacvba) con respecto al disco Corazones (de donde sale el tema “Estrechez de corazón”) del grupo chileno Los Prisioneros, él le dijo que éste les ayudó mucho a los cafetos a redirigir su propuesta, allá por 1990.

“El álbum Re, de Café Tacvba, al principio fue incomprendido en México, pero en Chile fue bien retroalimentado. Ahí se vuelve a notar esa correspondencia y gusto afín que nos une”, concluyó Enrique Blanc.

Atentamente
«Piensa y Trabaja»
«Año de la Transición Energética en la Universidad de Guadalajara»
Guadalajara, Jalisco, 4 de noviembre de 2020

Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Cortesía FIMPro