Mai de Alba y el arte de cuestionar los géneros

Egresade del CUAAD, mediante su proyecto artístico "Los hombrxs del futuro", explora la mutación de las masculinidades

0
21
Mai de Alba. Fotografía: Iván Lara
Mai de Alba. Fotografía: Iván Lara

La identidad de género es como el agua: fluye y encuentra una forma a partir de donde se contiene, pero por alguna razón existe algo que hace que se mueva, transite o permanezca.

El agua puede ser una forma de imaginarse el género de las personas, pero para Mai de Alba, a partir de esta metáfora, el género es una condición cuya mutación se puede visualizar mediante el arte digital.

En una gran bodega al interior del estudio de arte Teorema, en la colonia tapatía de El Fresno, la artista visual muestra el espacio físico que su obra Los hombrxs del futuro ocupó hace unos días.

Y aunque en términos materiales sus piezas ya no existen, éstas sí habitan la virtualidad en el sitio https://hombrxsdelfuturo.cargo.site/

Ahí se muestran vestigios de fotografías de cuerpos humanos que han sido manipulados digitalmente y que se combinan con patrones hechos por una inteligencia artificial.

«Me pregunté ¿cómo serían los hombres en un futuro utópico o distópico en el que –de manera hipotética– los seres humanos han evolucionado no sólo moral y éticamente, sino también en lo biológico?».

«Me gustó abordar el sujeto masculino desde otros lugares, entonces trabajé con diferentes personas dentro del espectro de la masculinidad, no necesariamente hombres heterosexuales cisgénero, sino otras personas en el ámbito trans».

La idea provino de interrogantes que Mai de Alba tuvo y de una investigación sustentada en la teórica Donna Haraway, quien ha estudiado la superación del género y las intersecciones entre el género y la biología.

«Esto, pensando mucho en las nuevas disidencias de orientación sexual y la visibilidad que ahora se tienen de ellas».

«También me baso en la perspectiva de que el progreso siempre estuvo en manos del sujeto masculino como el vocero y quien ha sostenido la estafeta del progreso», manifestó le egresade de Artes Visuales para la Expresión Plástica del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD).

Elle explicó advirtió que la muestra es una serie que podría considerada not safe for work. «Me parecía importante que existieran todas juntas en un espacio aislado en internet por el hecho de que son piezas digitales».

«Hay unas que se componen de imágenes fijas, pero también animaciones y el sitio web te va poniendo la pauta para que vayas investigando y viendo lo que hay adentro», detalló.

Para Los hxmbres del futuro, Mai tuvo mucha inspiración del último álbum musical de Arca, titulado Kick I.

«Este concepto va de la mano con respecto al cuerpo trans disidente, pero también el cuerpo trans que se transforma más allá de lo que es humano».

«Las piezas aún están en proceso, aún están cambiando y evolucionando y lo que ahora existe es una serie de fotografías manipuladas digitalmente, utilizando diferentes programas, pero al mismo herramientas de manipulación con inteligencia artificial».

La muestra fue creada entre noviembre de 2020 y marzo de 2021, gracias a las facilidades de Teorema, donde Mai de Alba realizó una residencia artística.

Arte, para hablar de la identidad no binaria

Femenino. Masculino. Neutro. O quizá… todas las anteriores, o a lo mejor ninguna.

Hay quienes asumen su identidad de género sin identificarse con lo que se supone corresponde a lo que alguien dijo que era correcto para quienes nacen con pene o vulva, incluso quienes poseen parte de ambos genitales.

Elles son las personas no binarias, y sus pronombres pueden ser «él», «ella», «elle» o el que se prefiera… sólo hay que preguntar.

Mai de Alba se asume con dicha identidad y no hace mucho tiempo encontró que sus creaciones también pueden aportar a la discusión sobre dicho sector de la sociedad.

«Esto del arte es un descubrimiento reciente, en mi primera salida del clóset yo vivía mi vida dentro del activismo muy aparte del arte, no encontraba cómo encontrar un enlace de lo que yo estaba viviendo como una persona de una comunidad diversa y de artista».

«El culmen de esta inquietudes se vio interseccionado a partir del año pasado que se gestó este proyecto, digamos que antes de eso se estaba empezando a unir».

«Me di cuenta de toda la situación después de ir a terapia, pues pude encontrar mi voz y decir de una manera más consciente: ‘¡claro!, no sólo soy artista, sino una serie de facetas, una persona multidimensional y esas dimensiones afectan a mi obra y puedo hacer que ésta se vea afectado por ello’».

A elle crear le acerca a la paz y asegura que le da sentido a su vida; esto porque encuentra nuevos lugares y metodologías para expresar sus inquietudes o simplemente porque puede existir fuera de una estructura de pensamiento.

«Que esto que estoy creando pueda compartirse y así mediar entre la intención de la creación y cómo una tercera persona puede recibir eso».

Preguntando los pronombres

Mai dijo que es por demás difícil y poco común que la sociedad actual comprenda que las identidades no binarias existen.

Mai de Alba. Fotografía: Iván Lara
Mai de Alba. Fotografía: Iván Lara

«Estoy empezando a ver más visibilidad de identidades queer y no binarias, porque siento que su reconocimiento hasta el momento sigue siendo muy incrustado incluso dentro de las comunidades diversas».

«Por ejemplo, de las pocas veces que me preguntan a mí por mis pronombres es cuando estoy conviviendo con otras personas queer, trans o no binaries».

«Pero aún estamos en un tramo bastante largo para que la sociedad en general mexicana y en Jalisco pueda abrirse a reconocerse estas identidades de manera seria y pública».

Cuando se habla de otras formas de vivir la sexualidad y la expresión de género, hay quienes piensan que existen grandes comunidades con dinámicas y prácticas culturales muy propias; pero esa situación no siempre es así.

«A mí tampoco me gusta hablar de una sola comunidad, porque lo que existe son miles de comunidades locales, personas cercanas, a lo mejor tu comunidad no binaria son tres personas, tres amigos que también son no binarios».

«A lo mejor se sabe de otras personas a través de internet y yo sé de varias iniciativas que han intentado dar visibilidad a esto, pero también es difícil trabajar desde la sociedad civil con algo tan minucioso y específico como las identidades no binarias», añadió Mai.

Aseguró que en México apenas se está tratando de digerir qué pasa con las personas trans y sus derechos, y aunque el entramado es complejo, de a poco se comienza a hablar de las personas que viven disidencias de la heteronorma.

«Hay quienes dicen que por qué tantas letras en las siglas LGBTTTIQA+, pero me parecen importantes las etiquetas, porque dan herramientas para generar una intersección».

«Porque a pesar de que todos somos humanos, no siempre todos tenemos las mismas oportunidades».

«A veces pertenecer a una identidad disidente hace que las cosas sean más complicadas dependiendo de dónde nos encontremos. El ponerle nombre a estas identidades y reconocerlas es el primer paso para quitar esas barreras».

El arte digital, una posibilidad

Sobre si el arte puede ser un vehículo para socializar las identidades disidentes, Mai de Alba dijo que todo depende de la cercanía que pueda haber con el público en general y los creadores.

«La mayoría de las personas no están cercanas a la producción de arte contemporáneo, específicamente, pero por lo menos para quienes lo consumen sí puede ser una manera de socializar el tema».

«Aunque no necesariamente para buscar aceptación o cambio social pues suceden en otros ámbitos y en magnitudes distintas».

Acerca de la escena de artistas digitales en Guadalajara, Mai siente que no sólo hace falta reconocimiento, sino espacios de gestión, espacios de producción y espacios de discusión.

«Creo que sigue siendo muy tradicional y conservadora. Es necesario que el público y gestores volteen hacia la escena digital, que ya tiene muchos años, esto no es nuevo, hay quienes llevan década trabajado en esto y sin embargo parece que es la minoría».

A finales de julio Mai será expositor y docente en el Festival Internacional de Fotografía Experimental de Barcelona y para ello comenzará una campaña de recaudación para costear los gastos.