“Qué lindo es Jalisco” gana Concurso de Composición de Sones Jaliscienses

El ocotlense Juan Alfredo Morales del Río es el creador de esta canción que detalla los aspectos culturales identitarios de varias regiones jaliscienses

0
40

Una película sonora de todo lo que significa culturalmente Jalisco se puede escuchar en la canción Qué lindo es Jalisco, de la autoría del compositor ocotlense Juan Alfredo Morales del Río.

Se trata del son de mariachi que resultó ganador del III Concurso Bienal de Composición de Sones Jaliscienses Premio Rubén Fuentes, que convoca el Centro Universitario del Sur (CUSur), sede de la UdeG en Zapotlán el Grande.

Juan Alfredo Morales del Río, es académico del Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega).

Él dio a conocer que su canción exalta sitios como el Parián de Tlaquepaque, San Juan de Dios, el Lago de Chapala, Ciudad Guzmán y Jamay.

También hace mención de la aparición del Señor de la Misericordia (“El Prodigio”) en los cielos de Ocotlán, en 1847.

[ 📰 Te podría interesar: Fiestas de Ocotlán, frente a la tragedia ]

Juan Alfredo Morales del Río, compositor ocotlense
Ganador. Juan Alfredo Morales del Río es el compositor ocotlense creador de “Qué lindo es Jalisco”, tema

“Retrato todo eso, al igual que el tequila, el mariachi, la charrería, los sones jaliscienses en una sola canción”, indicó el autor.


🎧 Como parte de la oferta musical de una emisión del programa de “Ciudad Olinka Radio” se transmitió el son “Qué lindo es Jalisco”, de Juan Alfredo Morales del Río, interpretado por Carlos Alberto Navarro.

¡Que lo disfrutes!

La canción forma parte del acervo de la Asociación de Autores y Compositores de Ocotlán, Jalisco, y su difusión es meramente informativa.


“Lo que quise hacer fue una manera de llegar a una persona que no conoce mi estado de Jalisco con palabras, melodía, armonía”.

“Los compositores somos mensajeros de emociones, debemos alegrar a las personas, y más en estos duros tiempos de pandemia”.

Morales del Río dijo que no fue tarea sencilla, pero que “Dios le manda un don a cada compositor y le da la oportunidad de mezclar la música con las palabras y crear una hermosa canción en forma de son, que alegra el corazón de las personas“.

El maestro Rubén Fuentes destacó que no fue sencillo elegir entre tan buenas composiciones, ante un género musical como el son de mariachi “que no es precisamente fácil, ni muy cultivado”.

Lago de Chapala
Escenarios de identidad. El Lago de Chapala es uno de los lugares mencionados en la canción “Qué lindo es Jalisco”. Fotografía: Mariana Hernández León

“Realmente, me cuesta escoger cuántos merecerían el primer lugar, pero ‘Qué lindo es Jalisco’ es la más acertada“.

“Quiero felicitar al autor y a la UdeG por cultivar e incentivar el gusto por nuestra música”, expresó el músico zapotlense Rubén Fuentes.

Indicó que se buscará grabar “Qué lindo es Jalisco” con el Mariachi Vargas de Tecalitlán.

[ 📰 Te podría interesar Mariachi Nuevo Tecalitlán, más de medio siglo celebrando a Jalisco ]

Concurso crece en participación

El rector del CUSur, Jorge Galindo García, informó en rueda de prensa que la participación de esta bienal creció 52 por ciento con respecto a la anterior.

En esta tercera edición participaron 57 obras, de autores originarios de diez entidades del país: Colima, Guanajuato, Veracruz, Michoacán, Tamaulipas, Puebla, Estado de México, Chihuahua, Ciudad de México y Jalisco.

Monumento del Señor de la Misericordia. Fotografía: Iván Serrano Jauregui
Prodigio. El Señor de la Misericordia es el icono de Ocotlán, Jalisco, y forma parte de la canción “Qué lindo es Jalisco”. Fotografía: Iván Serrano Jauregui

El premio consiste en 25 mil pesos y la ceremonia de premiación tendrá lugar el próximo 14 de octubre, en Ciudad Guzmán, Zapotlán el Grande, sede del CUSur.

El Concurso Bienal de Composición de Sones Jaliscienses Premio Rubén Fuentes nació en 2017 para que más creadores retomen las formas rítmicas y armónicas clásicas del son originario del estado.

El músico Edwin Origel Méndez, integrante del jurado, dijo que este certamen enriquece la música de mariachi, que tiene la capacidad y el soporte de tocar varios géneros como el ranchero, el bolero, lo instrumental, el huapango y la música clásica.

“Hablar del son es hablar de nuestras raíces y de nuestra esencia como mexicanos”.

Recordaron que por medio del son de mariachi se muestran realidades que hablan del campo, la vida rural, y quienes trabajan diariamente por el país.