“Finlandia”, un profundo retrato de la realidad muxe

La película del alteño Horacio Alcalá es una ficción que aborda la resistencia que vive este sector en Oaxaca, que vive una sexualidad disidente

0
12

Por: Iván Serrano Jauregui y Adolfo Núñez

En la Región Zapoteca del Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, existen localidades donde es común dar con las muxes.

Ellas nacieron con sexo masculino, pero la identidad que asumen está ligada a roles femeninos, que se reconoce y acepta como un “tercer género” en dicha sociedad.

En ese contexto se desarrolla Finlandia (2021), película de Horacio Alcalá, cineasta originario de Tepatitlán de Morelos, quien explica que se trata de una historia fuerte, pero necesaria.

Los personajes viven cosas de las muxes que ellas mismas nos contaron, pero también son cosas que he vivido con otras personas; no necesariamente que me pasaron a mí, sino que las he presenciado a través de gente muy allegada”.

Tras años de residir en Madrid, España, Horacio Alcalá se dice feliz de estrenar Finlandia durante la edición 36 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), como parte de los 10 años del Premio Maguey.

“Hace más de 20 años dejé Jalisco con el sueño de hacerme director, y ahora el festival me da la oportunidad de mostrar un testimonio de la tolerancia, el cariño y el respeto”.

Horacio Alcalá. Fotografía- Adriana González
Creador. Horacio Alcalá, originario de Tepatitlán de Morelos, Jalisco, es el director de “Finlandia”, película sobre la realidad muxe. Fotografía: Adriana González

“Si mi tierra es el punto de partida, estoy muy contento porque estamos abiertos a estos temas”.

[ 🏳️‍🌈 Te podría interesar Premio Maguey, diez años de reconocer el cine “queer” y sus historias ]

“Finlandia es una historia difícil de realismo mágico, pero sobre todo necesaria”.

En entrevista para Ciudad Olinka, los actores Cuauhtli Jiménez y Erick Israel Consuelo, quienes interpretan a Amaranta y Mariano respectivamente, consideran que Finlandia desmitifica la romántica idea de la vida de las muxes.

“Muchas veces relacionamos los términos de inclusión y diversidad con lo occidental, pero la cultura zapoteca ya estaba integrada desde antes y eso no todos en México lo sabemos”, asegura Cuauhtli Jiménez.

“Desde mi punto personal las muxes siguen estando acotadas, sí hay una idea de inclusión y diversidad que no es necesaria occidental”.

Sobre ello refirió que en cada cultura desde tiempos ancestrales se reconoce a la diversidad sexual más allá de los sexos binarios, pues así como existen las muxes en Oaxaca, también les hijras en La India.

Finlandia, de Horacio Alcalá

Sobre el personaje de Amaranta, Cuauhtli Jiménez detalla que vive una relación difícil y con su padre su padre y además vive un romance con un hombre casado.

Por su parte, Erick Israel Consuelo describe a Mariano como un joven que se está descubriendo muy a pesar de su madre, que anhela a que se convierta a sacerdote y tiene aversión por la diversidad sexual.

“Mariano conecta con el personaje de Delirio, la madre muxe que ayuda a los más jóvenes a descubrirse y es ahí donde él hace ese tránsito a reconocerse”.

Un universo sonoro

No podía ser una película identitaria de Oaxaca si no contara con la personalidad sonora del Istmo de Tehuantepec.

Por ello, el director Horacio Alcalá contactó al maestro Nathanael Lorenzo Hernández, quien creó el tema musical “Chula”, un son istmeño creado para la película que describe la esencia muxe.

“La canción se llama así porque en su mundo (el de las muxes) no hay feas; todas son chulas: divinas, cachondas, exóticas, creativas, todas tejen y bordan”, menciona el músico oaxaqueño.

Nathanael Lorenzo Hernández. Fotografía- Adriana González
Músical. El compositor oaxaqueño Nathanael Lorenzo Hernández creó música tradicional para dotar de personalidad istmeña a “Finlandia”. Fotografía: Adriana González

El compositor compartió que se siente orgulloso de que se le dé un espacio a la música tradicional de Oaxaca en el cine.

También que él creó la música y los arreglos, misma que es ejecutada por estudiantes y maestros de la Escuela Calmecac.

“Tengo un centro de educación para niños y jóvenes indígenas, donde se les enseña música tradicional de Oaxaca”.

Recordó que cuando Horacio Alcalá les escuchó tocar, al momento consideró que ese arte tenía que formar parte de la película.

Algunos instrumentos de la banda tradicional oaxaqueña con las que se crea la música son el clarinete, flautas, trompetas, saxofones, tubas, trombones, bombo y tarola.

Erick Israel Consuelo. Fotografia- Adriana González
Protagonista. Quien da vida a Mariano en “Finlandia” es Erick Israel Consuelo, actor mexiquense. Fotografía: Adriana González

Que culpa tengo yo de ser tan chula, que culpa tengo yo de ser tan bella, tan guapa”, dice el tema musical de “Chula”.

En búsqueda de una utopía

Finlandia se llama así, porque en la película se hace referencia a esa tierra que podría ser un paraíso para las muxes; igual podría llamarse como cualquier otro país, donde sea que la utopía de la felicidad se encuentre.

“Es una utopía que no necesita ser explicada”, asegura Horacio Alcalá.

El filme narra la historia de Delirio, interpretado por Noé Hernández, quien recibe cartas del hombre que ama y que le son enviadas desde el lejano país de Finlandia.

Ella guía a las muxes en una localidad del Istmo de Tehuantepec, al mismo tiempo que lucha por el reconocimiento de su género dentro de dicho lugar.

Entre las muxes que habitan dicho pueblo se encuentran Mariano y Amaranta.

Cuauhtli Jiménez. Fotografía- Adriana González
Protagonista. El actor tabasqueño Cuauhtli Jiménez interpreta a Amaranta en “Finlandia”. Fotografía: Adriana González

Cada una tiene que lidiar, a su propia manera, con el rechazo de sus seres amados, quienes, al tener arraigadas ciertas creencias conservadoras de manera muy profunda, no están de acuerdo con su identidad de género.

A su vez, llega a este lugar Marta (Andrea Guasch), una diseñadora que viaja desde España con el objetivo de “tomar inspiración” de los diseños tradicionales textiles que crean las muxes.

 

Ella no podrá evitar sentirse afectada por dicha cultura, al entablar una amistad con los habitantes de esa parte de la sociedad.

Una obra completa

La película logra ser un afectivo y profundo retrato de esta cultura, pues se narra desde el punto de vista de diferentes personajes.

Cada uno con experiencias muy diversas, y que se encuentran tanto dentro como fuera de la comunidad muxe.

El filme también elabora en cuestiones como la apropiación cultural y la exotización ejercidas por sociedades hegemónicas.

Esto le otorga cierta complejidad temática a la película, que deja en claro que no se trata únicamente de un acercamiento superficial.

Se puede distinguir, conforme avanza la historia, que hubo una ardua investigación al momento de escribir el guión.

La película de Horacio Alcalá destaca por ser un relato sumamente digno de representación e identidad.

Que además está ligado al realismo mágico tan característico de la ficción mexicana.

Al final Finlandia, como película y como lugar geográfico, representa la búsqueda utópica de una realidad donde las muxes sí se les valora dentro de la sociedad, sin distorsiones, como lo que realmente son.