Basura electrónica de Jalisco al año equivale a llenar 12 veces el Estadio Akron

Esa cantidad representa 8 por ciento de la aportación nacional

0
30

La cantidad de basura electrónica que se produce en Jalisco cada año asciende a 82 mil 70 toneladas, cantidad que llenaría 12 veces el Estadio Akron (recinto deportivo propiedad del Club Deportivo Guadalajara) y que representa 8 por ciento de la aportación nacional.

Con esto, la entidad ocupa el segundo lugar en el país, sólo superada por Ciudad de México y dejando en tercer sitio a Baja California. Esto lo compartió la maestra Sandra Galán, integrante de la Coordinación de Sostenibilidad de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Indicó que el escenario nacional es preocupante, pues en 2016 se estimó que en 2021 México iba a generar mil 211 kilotoneladas de residuos. “Sin embargo, en 2020 sobrepasamos la estimación, pues generamos mil 256 kilotoneladas. Incrementamos en 18 por ciento respecto a los residuos electrónicos que se generaron en 2015, posicionándonos como el segundo mayor generador en América Latina y el Caribe”, comentó.

Ante este escenario, la UdeG, a través de la Coordinación General de Servicios Administrativos e Infraestructura Tecnológica (CGSAIT), convocó a la población a participar en el “Rec-Olectrón”, con el que se busca recabar residuos electrónicos del 30 de mayo al 5 de junio, en el edificio de Rectoría General, de 10:00 a 16:00 horas.

La titular de la CGSAIT, maestra Graciela Domínguez López, destacó que en una primera etapa, y gracias a la sociedad en general, ya se ha recabado una cantidad importante.

“Ya realizamos una primera etapa en algunas sedes, juntamos siete toneladas y la semana próxima es el reto mayor, estaremos en el edificio central como punto de acopio, una excelente opción para recibir el desecho tecnológico que todos tenemos en casa”, dijo.

Esta iniciativa busca “reducir las emisiones contaminantes de compuestos orgánicos persistentes (COPS), que son sustancias orgánicas tóxicas, metales pesados y productos químicos que permanecen en el ambiente por largos periodos de tiempo y al no degradarse con facilidad se acumulan y causan daños a la salud y medio ambiente”, explicó la ingeniera María Inés Toscano.

Añadió que alrededor de 65 por ciento del material de los residuos tiene potencial para volver a ser utilizado, mientras que 6 por ciento es residuo peligroso y 29 por ciento son materiales no valorizables.

“Debemos dejar de aplicar la economía lineal basada en cuatro pasos: extracción, producción, consumo y desecho, y sustituirla por la economía circular, la cual comienza con la materia prima, seguida por un ecodiseño, luego la producción y distribución, llegando al consumo en la que tenemos que tomar en cuenta la reutilización, reparación, terminando con la recolección y reciclaje, para comenzar de nuevo el ciclo”, informó.

“Desechar una televisión puede contaminar hasta 80 mil litros de agua, pero desechar un celular puede contaminar hasta 600 mil litros”, recalcó.

“En 2019 se generaron 53 mil toneladas de residuos electrónicos en el mundo y esto fue antes de la pandemia. Gracias a la UdeG por abrir un canal mediante el cual podamos crear conciencia de dónde vienen y a dónde van estos materiales”, externó el maestro Guillermo Corzo, Director de la iniciativa Reinicia el ciclo, la empresa que tratará los residuos recabados.

Indicó que se está generando un modelo en el que los ingresos que se obtienen de los materiales valorizables puedan usarse para cubrir los costos ambientales, el manejo adecuado de los residuos, tanto como los sociales.

Atentamente
«Piensa y Trabaja»
“2022, Guadalajara, Hogar de la Feria Internacional del Libro y Capital Mundial del Libro”
Guadalajara, Jalisco, 27 de mayo de 2022

Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: 
Leopoldo Garnica | Gustavo Alfonzo