Daniel Giménez Cacho, el teatro como renacimiento físico

De joven tuvo una epifanía en un escenario: escuchó a su cuerpo y desde entonces comenzó una de las carrera actorales más prolíficas de México, que en esta edición el FICG reconoce con el Mayahuel de Plata

0
14
Daniel Giménez Cacho, durante el FICG 2022. Fotografía: Fernanda Velázquez

A veces es muy difícil saber lo que uno quiere en la vida, y más cuando se es jóven. Pero Daniel Giménez Cacho lo descubrió cuando se subió a un escenario, durante un taller de teatro en el tiempo en que estudiaba la carrera de Física, y pudo sentir en sus manos, sus brazos, un poder que no había sentido antes. En ese momento renació.

“Caí en unas clases de teatro con José Luis Ibáñez y tuve una señal muy clara de que eso era lo que yo quería hacer, porque tuve una especie de renacimiento físico. Le hice caso a mi cuerpo”, contó mientras veía sus manos con los ojos, intentando revivir el momento en que descubrió que la actuación era por lo que quería vivir.

Cuatro décadas más tarde, Daniel es conocido por ser uno de los artistas del teatro, cine y televisión más prolíficos de México, con trabajos que le han valido varios premios Ariel. Por tal motivo, el 37 FICG lo reconoce con el Mayahuel de plata a la trayectoria.

Las máscaras de Daniel

Tú te pones una máscara y te atreves a hacer cosas que no harías, eso en realidad es lo más esencial tuyo, que socialmente está condenado, reprimido por la educación. Pero con la máscara aparece un verdadero yo. Fui descubriendo que quizá uno de los motivos por los que quise ser actor era para dejar de ser yo, esconderme, ser otro, salir de mis problemas y realizarme siendo otro, pero luego el tiro me salió por la culata, porque en realidad aparece lo más esencial tuyo. Todos los personajes que he hecho son un compendio de quién soy yo realmente, aunque esté actuando.

Un libro en su honor

Guadalajara me recibe con Les juro que yo no soy así, este libro es impactante, estoy en shock de ver todo lo que Roberto Fiesco y la UdeG (a través del CUCosta) recopilaron de mí. El título es un diálogo de Sólo con tu pareja, de Carlos Cuarón, pero es chistoso que lo hayan escogido porque cuando conocí a quien ha sido mi esposa desde hace 30 años, nos reíamos de que ella había visto la película y nos acabábamos de conocer y le decía “te juro que yo no soy así”, por lo que es muy significativa.

El Mayahuel de Plata

Este festival, que tiene 37 años haciéndose, para mí es muy importante porque no sucede en la Ciudad de México y tiene una exposición de otro tipo y se relaciona con un universo no centralizado. Para mí es importantísimo estar aquí. El premio lo recibo con cariño y agradecimiento, me reconocen a mí pero también al cine y la importancia social que tiene.

Abrazar el error

Lo vivo con mucho reconocimiento, porque se aprende muchísimo de los fracasos y creo que lo importante es que, en todo, uno se lance completamente y después poder analizar. Pero si no te lanzaste, tampoco fracasaste bien; también para fracasar hay que tener talento, hay que fracasar bien. Hay que tomar riesgos, ir al fondo y decir “salió pésimo, pero intenté esto” y así aprender. Porque si te quedas a medio camino, haciendo “control de daños” no te permite crecer.


“Les juro que yo no soy así”, gran memorabilia de la trayectoria de Daniel Giménez Cacho

Daniel Giménez Cacho. Fotografía: Fernanda Velázquez
Presentan libro sobre el reconocido actor español-mexicano, escrito por Roberto Fiesco, durante el FICG 37

Daniel Giménez Cacho descubrió la actuación mientras estudiaba la carrera de Física. Fue una cotidianidad tortuosa lo que le llevó a aceptar la invitación de su novia de entonces a asistir a un taller de teatro. Cuando subió al escenario renació.

“Caí en unas clases de teatro con José Luis Ibáñez, y tuve una señal muy clara de que eso era lo que yo quería hacer, porque tuve una especie de renacimiento físico. Le hice caso a mi cuerpo”, contó al ver sus manos con los ojos bien abiertos, mientras se personificaba a sí mismo en el momento en que descubrió que la actuación era su todo.

Cuatro décadas más tarde, hoy este actor español-mexicano es reconocido como uno de los artistas de teatro, cine y televisión más prolíficos del país, con trabajos que le han valido varios premios como el Ariel.

Esta historia y muchas más se cuentan en el libro Daniel Giménez Cacho. Les juro que yo no soy así, escrito por Roberto Fiesco y que muestra una memoria gráfica, histórica y biográfica de la trayectoria del artista.

Dicha obra fue presentada este martes, durante la edición 37 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), en la Sala 2 del Conjunto Santander de Artes Escénicas.

“Fue para repasar la carrera de él y detenernos en momentos profesionales y personales suyos. Una de las cosas que me emociona de haberlo hecho tiene que ver con encontrarnos con una nueva generación de actores en la década 1980, que fue un relevo generacional de ese momento”, explicó Fiesco.

Giménez Cacho, homenajeado con el Premio Mayahuel de Plata a la trayectoria 2022, se dijo agradecido por tener en sus manos un libro que recopila los carteles de sus películas, fotografías de sus personajes en pantalla, fotos antiguas de sus inicios como actor y memorias compartidas por él mismo.

“Estoy en shock, lo acabo de empezar a ver y es como cuando te sientas con tu abuelita a ver el álbum de las fotos familiares. Es un agradecimiento muy profundo de ver aquí cómo tuve oportunidad de desarrollarme, de crecer, y agradecer a este país que me dio este espacio; así como al gran espíritu que me dio chance de hacer todo lo que he hecho”, dijo.

“El título es un diálogo de Sólo con tu pareja, de Carlos Cuarón; pero es chistoso que lo hayan escogido, porque cuando conocí a quien ha sido mi esposa desde hace 30 años nos reíamos de que ella había visto la película y nos acabábamos de conocer y le decía ‘Te juro que yo no soy así’, por lo que es muy significativa”, contó.

Entre risas, se dijo alarmado de que ser homenajeado también es señal de que ya está “de salida”. Y agradeció el apoyo del FICG y la Universidad de Guadalajara (UdeG) por crear una obra que además es gratuita y de libre difusión.

Durante la charla, el actor y el autor del libro desmenuzaron historias entrañables, como cuando Giménez Cacho comenzó en un taller con Juan José Gurrola y éste lo analizó, para después decirle que no tenía nada que hacer ahí, porque tenía a su papá en el hombro derecho y no le dejaba hacer nada. “Retírate y cuando resuelvas eso, ven”, recordó que le dijo aquel director de teatro.

Mencionó que cuando comenzó a actuar se vio a sí mismo, “yo tenía que trabajar el triple que los demás porque parecía que iba más lento en las obras. Me fui haciendo a la idea de que soy lento”, confesó.

Sin embargo, dijo, fue la disciplina, el trabajo y los grandes maestros que tuvo en el teatro, el cine y la televisión los que lo llevaron avante.

“En el oficio de ser actor o actriz tienes que conocerte para saber qué te mueve, cuáles son tus resortes, qué registros tienes. Te conoces con el trabajo, las terapias, las chingas, pero esa es tu obligación, porque es la materia prima con la que trabajas”, señaló.

El libro da cuenta las historias que vivió en producciones como El callejón de los milagros, de Jorge Fons; Profundo carmesí, de Arturo Ripstein; y hasta sus más recientes papeles como en la serie Club de Cuervos, de Gary Alazraki y Chicuarotes, de Gael García Bernal.

También se aborda su experiencia en Bardo, la película que protagoniza y que recientemente filmó con Alejandro González Iñárritu, producción que resultó una fantasía hecha realidad.

“Es un sueño, con esa cantidad de tiempo, de recursos, con un nivel técnico brutal, con una dedicación. Fueron 22 semanas de rodaje, eso no existe, más cuatro semanas de ensayos con todo”, relató.

“Normalmente, un personaje lo encuentro en un tercer o cuarto día, sobre la marcha se está armando; aquí tuvimos cuatro semanas para conocerlo bien. El guion es sólido e insólito, parece que lo trabajaron mil noches, no le sobra nada. Vamos a ver a la Ciudad de México como jamás la hemos visto”, declaró.

Les juro que yo no soy así fue editado por el FICG y el Centro Universitario de la Costa (CUCosta) de la UdeG.

Atentamente
“Piensa y Trabaja”
“2022, Guadalajara, Hogar de la Feria Internacional del Libro y Capital Mundial del Libro”
Guadalajara, Jalisco, 14 de junio de 2022

Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Fernanda Velazquez