Capacitan a lectores para apoyar a estudiantes ciegos durante exámenes estandarizados

Coordinación de Bibliotecas de la UdeG entrena a bibliotecarios para transmitir conceptos visuales del Collage Board, Ceneval y TOEFL

0
226

“Puedes traer a uno de tus familiares para que te apoye”, fue lo que el personal del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval) le sugirió a Froylan Díaz Rojas para presentar su examen de egreso de la licenciatura en Recursos Humanos, una prueba estandarizada creada desde la lógica de quien ve y que, por consecuencia, pone en desventaja a quien tiene una discapacidad visual, como Froylan.

Por tal situación, Díaz Rojas decidió pedir apoyo a la Coordinación de Bibliotecas de la Universidad de Guadalajara (UdeG), para que un profesional lo apoyara durante esta prueba escrita, ya que esta instancia, ante la dificultad de personas ciegas o débiles visuales de contestar pruebas estandarizadas como las del Ceneval, TOEFL y Collage Board, capacita a bibliotecarios para que funjan como lectores intérpretes.

“No es lo mismo que te ayude un familiar a que lo haga un profesional”, expresó el joven egresado del CUCEA, quien había escuchado que podía acceder a ese apoyo.

El encargado del Área de Servicios Bibliotecarios para la Discapacidad Visual de la Coordinación de Bibliotecas, maestro Jesús Calvillo Reynoso, explicó que, por lo pronto, son ocho personas capacitadas con conocimientos vastos en matemáticas, comprensión lectora e inglés, que se encargan de leer y conceptualizar las preguntas de las pruebas para quienes no pueden ver.

“El College Board (para ingresar a la preparatoria o licenciatura en la UdeG) presenta preguntas muy visuales, como en el apartado de matemáticas, donde viene atender una gráfica, ecuación o figura geométrica, que si la persona, que es lectora, no domina, puede durar hasta diez minutos en explicar, siendo las pruebas a contra reloj”, aseguró.

Calvillo Reynoso dijo que sí existe una versión en braille del College Board en Latinoamérica, pero en inglés; sin embargo, añadió que aunque tengan la disposición de crear exámenes en braille, la función del lector intérprete seguirá siendo necesaria, ya que hay muchos casos de personas que no nacieron con la discapacidad visual, sino que la adquirieron durante su vida, motivo por el que no todos saben escribir y leer en este método.

“No sólo se piensa que los lectores apoyen durante el College Board, sino también en otras pruebas estandarizadas como el Ceneval, TOEFL, EXANI, entre otras, que tienen una construcción muy visual”, subrayó Calvillo Reynoso.

La compañía de un lector intérprete es uno de los ajustes razonables que realiza la Universidad cuando los exámenes son aplicados a personas con discapacidad visual, y en algunos casos se hacen ampliaciones de tiempo para contestar las pruebas.

Melba Selene Domínguez Arias, bibliotecaria en la Preparatoria 15, es una de las lectoras capacitadas; explicó que durante los cursos aprendieron sobre cómo conceptualizar figuras geométricas y líneas, que son comunes en las preguntas de matemáticas, además de no ser tendenciosos al leer, para que no se confunda quien responde la prueba.

“Lo más significativo fue la sensibilización, en muchos ejercicios nos vendaron los ojos. Nos dimos cuenta de lo complicado que es escribir para una persona que no ve. Y se logró crear empatía”, compartió Domínguez Arias.

Este grupo de ocho lectores se capacitó durante 25 sesiones durante este año, y hasta ahora tres personas han solicitado el apoyo para realizar el examen de admisión del ciclo escolar 2017-B, y uno más para realizar el Ceneval.

Cualquier aspirante a la UdeG o a titularse por medio del Ceneval, que tenga alguna discapacidad visual, puede solicitar el servicio de lectores por medio del Programa Universidad Incluyente o a la Coordinación de Bibliotecas.

A T E N T A M E N T E
«Piensa y Trabaja»
Guadalajara, Jal., 23 de julio 2017

Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Mariana Hernández León