Artistas escénicos de la UdeG destacan en producciones de teatro y cine

Este domingo es el Día Mundial del Actor. Académico de CUAAD, señala que falta impulsar productos audiovisuales que den trabajo a actores y actrices

0
173

En el último año, el talento actoral de jóvenes de la Universidad de Guadalajara (UdeG) ha dejado huella tanto en los escenarios teatrales locales y nacionales, como en las salas de cine del país.

Se trata de estudiantes de la licenciatura en Artes Escénicas para la Expresión Teatral, del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), que han destacado en distintos proyectos de ficción.

En febrero pasado los estudiantes Eduardo Molina y Blanca Teresita Álvarez Gutiérrez recibieron los premios a Mejor actor y a Mejor actriz en el Vigésimo Quinto Festival Internacional de Teatro Universitario (FITU) de la UNAM, por su trabajo actoral en Las tremendas aventuras de la capitana Gazpacho, representación teatral que también ganó el premio a Mejor obra. Estas distinciones fueron parte de la categoría de Montajes de escuelas profesionales de teatro.

En junio la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) dio a conocer que la estudiante Ruth Ramos formaba parte de la terna de nominadas a Mejor revelación femenina de la edición sexagésima del Premio Ariel, gracias a su destacada interpretación en el protagónico del filme La región salvaje, multipremiada película del director Amat Escalante.

Y no sólo ellos llevan el nombre del CUAAD en alto, ya que egresados y estudiantes forman parte de colectivos, elencos y equipos de producción de obras que han repetido temporada en distintos foros tapatíos.

Al respecto y como parte de la conmemoración del Día Mundial del Actor –que se conmemora el 26 de agosto–, el Jefe del Departamento de Artes Escénicas del CUAAD, doctor Carlos Vázquez Lomelí, explicó que el hecho de que los estudiantes y egresados tengan esa distinguida presencia se debe a una formación para desempeñarse dentro y fuera de los escenarios.

“La mayoría tiene bases y competencias profesionales, además el fogueo de estar en grupos reconocidos les da un nivel de profesionalidad y, por eso, son contratados, eso pasa con quienes llevan la pasión del arte escénico”, externó.

Dijo que actualmente el trabajo del actor no se limita a la interpretación de personajes, ya que deben de saber de performance, tener nociones de baile y canto, y saber actuar para televisión y cine.

“El actor actual debe tener habilidades de comunicación, la capacidad de enfrentarse a un auditorio, a una cámara, de crear e innovar en el arte escénico. A partir de 1999 comenzaron a egresar de esta carrera las primeras generaciones y muchos se han convertido en docentes, actores y actrices, directores y dramaturgos”, mencionó.
Vázquez Lomelí comentó que, pese a que el modelo educativo que ofrece la UdeG ha logrado formar a actores con habilidades integrales y a que las empresas que los contratan se ven satisfechas con el trabajo de sus egresados, aún hace falta que existan políticas públicas que motiven la generación de productos audiovisuales en los que más actores y actrices participen.

“Hay que pensar más en el consumo multimedia. Yo propondría que las políticas culturales y educativas del gobierno faciliten que existan más industrias audiovisuales y empresas que produzcan películas, que se priorice la creación de contenidos multimedia y transmedia que proporcionan las nuevas tecnologías”, destacó.

Según el Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2018, realizado por la Asociación de Internet.mx, 65 por ciento de los mexicanos ven películas y series por plataformas digitales, que implica 10 por ciento más que el año pasado.

Por esta razón y ante el crecimiento de audiencias en la web, explicó que se vuelve necesario que exista una mayor oferta de contenidos, en este caso de ficción como películas y series, que no sólo se produzcan en la capital del país, sino en otras partes de México como Guadalajara.

El académico del CUAAD dijo que espera que en la próxima administración federal se logre el primer paso de la descentralización de la cultura, y que esto se traduzca en mayor apoyo; así como un mayor fortalecimiento con las instancias de cultura de los estados.

A t e n t a me n t e
«Piensa y Trabaja»
Guadalajara, Jalisco, 24 de agosto de 2018

Texto: Iván Serrano Jauregui