Distintas miradas del #MeToo se confrontan en FIL 2018

Lydia Cacho, Sabina Berman, Margarita Zavala, Victoria Abril, Martha Tagle y Catherine Hakim discuten sobre violencia contra la mujer

0
255

“Yo también” es la frase que han repetido millones de mujeres en diversas latitudes y que ha evidenciado la violencia que han vivido desde tiempos ancestrales.

Desde un “cállate” hasta un feminicidio, el machismo busca acabar con las libertades de las mujeres en el mundo. Es justo eso lo que combate #MeToo, un movimiento que ha cobrado relevancia en el mundo y que la tarde de este miércoles fue reflexionado, cuestionado y defendido por mujeres reconocidas durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) 2018.

Fue en un panel realizado en el Salón 6 de Expo Guadalajara, donde la periodista Lydia Cacho; la excandidata a la Presidencia de México, Margarita Zavala; la actriz española Victoria Abril; la diputada Martha Tagle, y la socióloga Catherine Hakim, reflexionaron y retroalimentaron sus posturas acerca de este movimiento, el feminismo y la violencia, bajo la conducción de la escritora Sabina Berman.

Al inicio de este encuentro, que tuvo una gran afluencia de gente, Berman detalló que #MeToo ha sido el pretexto para encabezar distintas causas en el mundo, ya que en España sirvió para exigir reglas más severas hacia los violadores; en Argentina fungió como bandera para pedir la despenalización del aborto, y en Estados Unidos de América para empujar una mayor representatividad de mujeres en el Congreso.

Lydia Cacho mencionó que #MeToo impresionó porque por primera vez aquellas mujeres famosas e hipersexualizadas evidenciaron cómo ciertos hombres poderosos las violentaron para que ellas pudieran escalar en su profesión.

“El machismo es una fórmula cultural en el que estamos sumidos hombres y mujeres. Con #MeToo encontramos cómo el machismo, todos los días, toma a los niños varones de la mano y les dice que para ser hombres tienes que destruir todo lo más humano de ti, les dice que tienen que ser un misógino interiorizado y acabar con todo lo que parece femenino dentro de sí mismo”, subrayó.

Dijo que el feminismo, lejos de lo que muchos creen, que busca la superioridad de la mujer, trata de la igualdad, del respeto y de no pisotear ni subordinar a las mujeres. Recordó que durante el sexenio de Felipe Calderón hubo 26 mil 267 feminicidios en México, que es el asesinato de mujeres por el simple hecho de serlo.

La actriz y cantante española Victoria Abril se dijo afortunada de no haber sido violentada durante su carrera; sin embargo, vivió los embates de la dictadura porque, a su madre, no le permitían que la criara por ser una mujer soltera.

“La educación es la base para que tengamos éxito en el cambio social. Hay que fomentar el valor del respeto y la cortesía, y no dudar en denunciar toda agresión y fomento a la violencia”, compartió.

Abril señaló al feminismo radical, que, aseguró, ataca y denigra a las personas que no tienen la misma forma de pensar que ellas.

Martha Tagle destacó que ninguna mujer tiene la responsabilidad de educar a los hombres para que éstos respeten los derechos fundamentales. Y que, por el contrario, la mayoría de los varones responden violentamente al feminismo porque le temen, ya que es un cambio cultural.

“En México hubo un movimiento llamado #MiPrimerAcoso. No tuvo la misma resonancia, pero cuando uno se fija en las historias compartidas se da cuenta de que éstos ocurren entre los 5 y los 9 años”, dijo.

Catherine Hakim aseveró que la educación de las mujeres hacia los hombres es importante, y que sólo hay dos tipos de éstos: los que son patriarcales y los que están muertos.

“El hombre tiene miedo del poder que la mujer jamás tuvo en el pasado. Y así es cómo va a ser ahora la sociedad. Ellos necesitan ayuda para aceptar esta situación que es irreversible, pero no saben cómo manejarlo”, señaló.

La socióloga justificó que los hombres se ven en una posición vulnerable al estar en una situación en la que se encuentran con mujeres atractivas, por lo que ruegan por sexo.

A lo que Lydia Cacho refutó que dicha hipersexualización natural en el hombre no existe como tal, mas sí existe en forma cultural; por lo que los hombres tienen todo el deber de controlar sus impulsos.

Margarita Zavala dijo que está de acuerdo con el feminismo, pero que debe haber una visión compartida entre hombres y mujeres. Dijo que #MeToo tiene como problema que “se ensancha” a muchos puntos, por lo que se pierde el enfoque principal, que es la erradicación de la violencia contra la mujer.

“La verdad es que sí hay una enorme violencia. La estrategia sería trabajar mucho con los hombres que han caído en la cuenta de lo que están pasando. Los hombres tienen mucho que hacer”, indicó.

Sabina Berman concluyó que, pese a las contrariedades de las ideas de las ponentes, se cumplió el objetivo de la mesa, ya que de eso se trata el feminismo: de abonar voces y tomarlas todas en cuenta.

A t e n t a me n t e
«Piensa y Trabaja»
Guadalajara, Jalisco, 28 de noviembre de 2018

Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Adriana González | Yliana Domínguez