Realizarán estudio en Poncitlán para detectar etapas tempranas de enfermedad renal en menores

UdeG realiza plan de acción, junto con el Gobierno de Jalisco, con impacto en todos los municipios de la Ribera de Chapala

0
70

Lago de Chapala, desde San Pedro Itzicán, PoncitlánLa Universidad de Guadalajara (UdeG), a través de investigadores del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), realizará un estudio en escuelas del municipio de Poncitlán, con el fin de detectar casos de enfermedades renales crónicas (ERC) en fases tempranas en niños y adolescentes.

El estudio llamado “Metodología de tamizaje y control de la enfermedad renal crónica en escolares del municipio de Poncitlán” lo ejecutará el equipo comandado por el doctor Felipe Lozano Kasten, profesor investigador del Departamento de Salud Pública del CUCS, con apoyo de las secretarías de Educación (SEJ) y de Salud (SSJ), del Gobierno de Jalisco y el ayuntamiento de Poncitlán.

Este trabajo transversal, que comenzará a partir del próximo año, tiene sustento en las investigaciones sobre la serie de casos en localidades de la Ribera de Chapala que ha realizado Lozano Kasten desde hace más de tres años.

“Ya hicimos una prueba piloto en una escuela primaria con 108 niños, en la localidad de San Pedro Itzicán, Poncitlán, donde encontramos que 75 por ciento de los niños, aparentemente sanos, tienen un problema que hay que investigar, sobre su filtrado o riñón; esto habla del gran problema que se vive en estas comunidades”, compartió Lozano Kasten.

De no tratarse las primeras fases de la enfermedad, se continuarán presentando casos de enfermedad renal crónicas. “Si logramos que todos los niños tengan este tamizaje, podremos parar o detener y no dejar que llegue a la etapa final”, recalcó.

Sobre las causas de la enfermedad, que desde la década pasada se ha focalizado en localidades en esta zona, reiteró que son multifactoriales, que involucran a la desnutrición. “Podemos referir que entre 3 y 4 por ciento de escolares, aparentemente sanos, existe un daño renal que amerita confirmación por un nefrólogo”, abundó el investigador.

Este proyecto, además, involucra el trabajo de diez investigadores de los centros universitarios de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) y de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), así como del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

Con el apoyo del Gobierno de Jalisco, el objetivo del estudio es crear una política pública del sector salud y educativo para la prevenir las ERC en la entidad. La meta es determinar el daño renal en 49 mil 598 estudiantes de educación básica y media en los siete municipios jaliscienses de la ribera (Jamay, Ocotlán, Poncitlán, Chapala, Jocotepec, Tuxcueca y Tizapán el Alto).

El maestro Jorge Laureano Eugenio, investigador de la SSJ, indicó que a la par de la investigación se realizarán diagnósticos de salud en las localidades para identificar los factores ambientales y sociales de todas las comunidades de la ribera, a fin de tener un diagnóstico de salud actualizado, conocer el problema y los factores que derivan en dicho padecimiento.

Además de que capacitará al personal de Salud en la ribera para la detección del daño renal en primero, segundo y tercero grados, y harán un monitoreo sobre hábitos alimenticios, con el objeto de mejorarlos.

El doctor Guillermo García García, del Servicio de Nefrología del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara (HCG) Fray Antonio Alcalde, recordó que actualmente no existe un registro nacional de ERC, por lo que han trabajado en uno junto con la SSJ, que esperan echar a andar en enero.

El Secretario de Educación de Jalisco, maestro Juan Carlos Flores Miramontes, destacó que existe voluntad para trabajar en la atención del problema con el apoyo de la UdeG, para conocer el diagnóstico de los casi 12 mil 900 alumnos de Poncitlán, municipio donde empieza el tamizaje en la ribera.

“El proyecto arranca en Poncitlán, donde hay 12 mil 900 alumnos; ahí hay 30 planteles de preescolar, 42 primarias y 12 secundarias; 50 por ciento del alumnado son niñas y el resto niños”, detalló.

El Secretario de Salud de Jalisco, doctor Fernando Petersen Aranguren, externó que se destinarán 3.8 millones de pesos para la realización del estudio y que la transversalidad de ideas con esta Casa de Estudio permitirá conocer los datos sobre este problema.

“De acuerdo con los casos de mortalidad por ERC, en 2017, Jalisco ocupó el séptimo lugar nacional. Han habido 25 defunciones de menores de 18 años y hay una tasa de .85 por cada 100 mil habitantes. En porcentajes de mortalidad, Poncitlán tiene 15 por ciento, Jamay 20, Chapala 18, Tizapán el Alto 17 y Jocotepec 4”, dio a conocer.

Compartieron que actualmente hay 48 casos de ERC, en Poncitlán: 22 son atendidos en el Antiguo HCG; tres en el Nuevo HCG; ocho Hospital General de Occidente, 12 en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y tres renuentes a tratamiento.

Lozano Kasten recordó que las investigaciones que han realizado en la zona han arrojado la presencia de metales pesados y pesticidas, pero también severos grados de desnutrición, por lo que se inició un proceso de implementación de comedores asesorados por nutriólogos, con ayuda del ayuntamiento y del DIF.

Refirió que tras la implementación de comedores, donde se ofrecen alimentos balanceados, los estudios han evidenciado una disminución del daño renal en 25 por ciento, por lo que refuerza la idea de que la desnutrición es un factor importante en el desarrollo de la enfermedad.

El tamizaje tiene varias fases; se iniciará en escuelas cercanas a la ribera del lago, que abarca una población de 49 mil 598 niños. Éste iniciará en 2020 y llevará todo el año para realizar la primera etapa del estudio que involucra una toma de orina y de ahí, los que tengan una alteración sigue un estudio de sangre, cuyos resultados serán entregados a los padres de familia, quienes deben autorizar la realización del tamizaje.

A t e n t a me n t e
«Piensa y Trabaja»
Guadalajara, Jalisco, 10 de diciembre de 2019

Texto: Iván Serrano Jauregui