Alberto Ruy Sánchez habla sobre el deseo como llave de la creación literaria

Inicia IV Foro Internacional de Lengua y Literatura Hispánicas “Confinar-liberar: leer y escribir el siglo XXI”, durante la FIL 34

0
45

El apetito por conseguir o poseer algo es un impulso para plasmar historias que encuentran salida mediante la literatura. Por ello, no está de más conocer lo que inspira al escritor mexicano Alberto Ruy Sánchez, quien se ha caracterizado por valerse del deseo por algo o alguien para desarrollar su producción novelística.

Sobre las exploraciones de las distintas dimensiones del deseo habló este creador durante la videocharla “El deseo como llave de la creación literaria”, como parte del IV Foro Internacional de Lengua y Literaturas Hispánicas, de la edición 34 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

El autor se ha destacado por el Quinteto de Mogador (2014), una recopilación de cinco libros suyos en los que aborda un tipo de deseo enfocado en el amor y el erotismo.

“A lo largo de muchos años hice una investigación documental preguntándole a muchas mujeres sobre el deseo y haciendo con eso historias; todo a través de una reflexión sobre la fuerza de la cultura arábigo-andaluza en la actual cultura mexicana e hispanoamericana”, contó.

Ahora, su eje de acción se tornó oscuro y su más reciente obra está enfocada en el deseo del mal, compartió en este encuentro organizado por el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

¿Y dónde está el deseo y el mal con más frecuencia? Lo están en gran parte de la política y la historia, por lo que en este libro, Los sueños de la serpiente, exploré esta dimensión del deseo sin caer en el lugar de construir una novela policial ni una novela histórica”, dijo.

Los sueños de la serpiente aborda los horrores de la Unión Soviética con miras a reivindicar la memoria histórica de Sylvia Ageloff, la mujer que fue culpada del asesinato de León Trotsky en México tras enamorarse de Ramón Mercader, quien se esmeró en engañarla para convertirse en su amante para así poder acercarse al ruso y matarlo; lo logró.

El autor explicó que en todo texto que se refiere a ella, ya sea en libros o en crónicas, se describe a Sylvia como una mujer fea, como si eso fuera importante y hasta justificable de que se le haya vinculado como cómplice del delito, cuando en realidad fue una víctima.

Quien moderó la charla fue Luis Jorge Aguilera, investigador del fenómeno de la mística en el arte. Él compartió que, aunque Ruy Sánchez pone a Los sueños de la serpiente en un plano distinto del deseo, considera que sí hay mucho de erotismo.

“Es una novela erótica, no sólo por la sacralización de la persona amada. Si recordamos que el erotismo está centrado en las coordenadas del bios y el tánatos, esta novela es altamente tanásica, entregada a la pulsión de la muerte”, describió.

Recordó que lo ocurrido con Sylvia Ageloff entra en diálogo con situaciones que siguen ocurriendo en la actualidad.

Alberto Ruy Sánchez externó que lo que habla en su novela es actual porque, desgraciadamente, lo que ocurría en ese antiguo siglo XX sigue sucediendo en todo el mundo, donde hay hombres que no ven la violencia que ejercen sobre las mujeres.

Abundó en la filosofía detrás de sus obras y los contextos sociales e históricos que se desencadenan por el deseo. “Lo que he tratado en el libro es enfatizar el escuchar a estas mujeres, que es lo único que puede llevar a la empatía”.

Para volver a ver esta charla se puede ingresar al canal de Youtube de la FIL en este enlace.

Atentamente
«Piensa y Trabaja»
«Año de la Transición Energética en la Universidad de Guadalajara»
Guadalajara, Jalisco, 29 de noviembre de 2020

Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Cortesía FIL